Sociopolítica

El país de los tontos

Si le hablas a algún amigo extranjero de lo que está pasando en España, simplemente te dice: “Un país de tontos. Un país donde nadie ve, sabe, ni entiende. Las esposas de los presuntos corruptos no saben, y por no ver, no ven ni un Jaguar en su cochera, ni saben de dónde sale las fortunas que ellas mismas gastan ni si esos capitales se corresponden con los sueldos de sus esposos”.

Pues con  las ‘tarjetas’, está pasando lo mismo… Ahora resulta que te daban una tarjeta de la empresa y nadie sabía que con ella no se podían comprar joyas, regalos, viajes, ir de copas y un largo etc. de tipo personal, gastando ingentes cantidades de dinero que no tenían nada que ver con sus sueldos…

En Derecho se dice que el acusado tiene derecho a mentir, pero cuando las mentiras son tan burdas, los jueces no tienen derecho a creerlas, porque están para hacer Justicia.

Pero lo peor de todo es que los votantes, como si creyeran que los capitales que descubren anticorrupción y los informes policiales, de los que se han apropiado estos políticos presuntos corruptos, no le cuestan nada a nadie, que aparecen en las cuentas de los paraísos fiscales de estos “señores/as” por gracia divina… ¡y les vuelven a votar!

Si hiciéramos un cálculo mental, nos daríamos cuenta de que nos cuesta, y muy caro, a todos los contribuyentes. Lo que pagamos cada año al Estado, al municipio y a las CC.AA. debe revertir en servicios a la sociedad, y si las basuras se pagan varias veces el coste debido, simplemente nos están sustrayendo un dinero que necesitamos para darles de comer a nuestros hijos… Si nos quitan camas en los Hospitales, nos están llevando a tener un servicio deficiente, con camas en los pasillos y un largo etc.

Lo que hace necesaria la reprobación más absoluta.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario