Sociopolítica

Desde mi Montaña: La Credibilidad

Hay interesantes palabras en nuestro diccionario que empiezan por la letra “C” a saber, confianza, compromiso, creencia, corrupción, hoy tan de moda, y la que me trae de nuevo a escribir estas líneas… credibilidad.

La credibilidad no se le otorga a cualquiera que queremos que nos represente en ningún ámbito, para ganársela hay que ser ante todo honrado y coherente. Coherente con lo que predicas y por ende coherente con tus actos.

Corrupto señor, ministro, consejero, director general, o lo que sea

Foto: marthax

No sirve da nada hablar desde las antípodas, de recuperación económica, de salida de la crisis, cuando se sigue recortando el gasto público, se sigue destruyendo empleo y lo que es peor: hay más de 2 millones de niños en España en el umbral de la pobreza.
Como no sirve ahora cambiar leyes que ellos mismos defendieron en un escenario político de recuperación de votos perdidos.

Nos encontramos en un panorama en el que ninguno de los que nos representa, hablo de la clase política por cierto, o nos quieren representar, son creíbles. Ofrecen muchas dudas,  unos porque ya les conocemos y sabemos de lo que son y no son capaces de decir por llegar al poder y  otros porque no sabemos qué pretenden, dejándose llevar por la corriente del río del descontento general, sin mojarse.

En tiempos de dificultad, siempre ha habido populismos, pero populistas lo son todos, todos los políticos antes de las elecciones, nos dicen lo que queremos escuchar, son del partido del “buenísmo”… “Del puedo prometer y prometo” de nuestros padres pasando por el “No a la OTAN” de nuestra adolescencia hasta alcanzar “el pleno empleo” de la actualidad. Nos sirven de ejemplos de populismo y a su vez de falta de credibilidad vistos los resultados.

Sólo soy un ciudadano que escribe, no un pesimista, pero no podemos seguir viviendo en esta “farsocracia”, donde sí, se han conseguido cosas desde la transición, mejoras, libertades, avances necesarios de la mano del progreso y el tributo, pero llegados hasta aquí, en este retroceso en el que estamos, se destapa casi a diario que ha sido un precio muy alto el que hemos tenido que pagar. Así que mi apuesta es firme por la ilusión de recuperarnos, por cambiar la situación sin intermediarios que maltraten nuestra confianza, ilusión por la credibilidad de quien no se corrompe ¿es tan difícil?, en definitiva, la ilusión de conseguir darle la vuelta a la tortilla.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario