Sociopolítica

El país del timo de la estampita

Recuerdo de cuando era un niño, las reuniones que se hacían los fines de semana en casa de mis padres en Francia. Hombres que habían arriesgado sus vidas en una guerra civil para luchar por la libertad y decepcionados veían la Plaza de Oriente a rebosar de gente vitoreando al dictador con el brazo en alto. Esos hombres terminaban diciendo, ante tal imagen: “¡Qué queréis! España es el país del timo de la estampita. Si les cuentas bien el rollo, terminan creyendo que las estampitas de santos son billetes de cinco mil pesetas”.

timo de la estampita

Foto: Los Tramposos. En javiermanzano.es

Luego la vida me ha demostrado que tenían razón: un foro filatélico, empresa muy solvente… resultado, era un montaje para estafar a los ingenuos.  Los amigos de los bancos te colocan las preferentes para engañar a los pensionistas. Y todo sin terminar la instrucción judicial, no por falta de celo de los jueces, que bastante hacen, sino por falta de medios, que lleva en algunos casos a la prescripción antes del juicio.

Bien, todas estas malicias, ahora se están empleando en política. Cuando tienen problemas con su Partido, se montan su propio chiringuito para seguir comiendo de los contribuyentes, aludiendo a que la proliferación de partidos significa “democracia”, y luego, venden sus votos al mejor postor.

¿Alguien se ha creído que el Sr. Iglesias iba a cambiar Europa? Intervino una sola vez el día de su nombramiento y le pusieron una multa, por no respetar el tiempo de intervenciones de los demás diputados… Ahora se dedica a viajar a costa de los contribuyentes europeos por todo el mundo.

Ayer se publicaba la noticia en los titulares de prensa de que el BCE corta los créditos a Grecia… El Sr. Alexis Tsipras empieza a bajarse los calzones y ya no le dice a los votantes de Zyriza “Los griegos han recobrado su dignidad, por votarnos, simplemente porque cuando se hacen promesas electorales éstas no pueden ser delirios de grandeza, que no llenan los platos de comida.

Los votantes debemos saber, antes de votar, a quien le entregamos nuestra soberanía popular. Si son quienes han estudiado para engañar mejor, o quienes pasean su chaqueta durante toda su vida por diferentes Partidos Políticos ofreciendo militantes a cambio de una poltrona, vagos inútiles que venden estampitas al precio de billetes.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario