Sociopolítica

“Las Patronas”, símbolos de fraternidad y de altruismo

“Las mujeres de la comunidad La Patrona contradicen el egoísmo, la soberbia y la voracidad que entre políticos y gobernantes han llevado al caos, donde la gente se tiene que mover para sobrevivir”. Obispo de la diócesis de Saltillo, Raúl Vera López.

¡Cuán grande es el sentimiento humano en función solidaria, cooperativa. Ay, si pudiéramos entenderlo y practicarlo, el mundo sería en verdad un paraíso, carajo! José Yorg.

Los medios de comunicación, realmente son contradictorios, por un lado i11007597_406609232836762_399126405_ndiotizan masivamente, distorsionan la realidad, en cambio, otros medios nos ilustran, y como en este caso, nos emocionan.

Nos hemos interesado vivamente por este tema en razón a su ejemplaridad solidaria, no exenta de ataques y calumnias de todas formas y maneras de sectores interesados en menospreciar gestos y conductas cooperativas.

Las crónicas sobre el tren “La bestia” y otras denominaciones que le han dado, son realmente muy profusas, aunque no tantas como deberían, sin embargo, ilustran sobre este fenómeno social, económico y político que devela una de las aristas del capitalismo depredador, y al mismo tiempo exponen los mejores impulsos humanos, lo mejor.

Según se lee aquí y allá, el tren que transporta en su espinazo a miles de emigrantes latinoamericanos, cuyo objetivo es llegar a tierras norteamericanas en busca de trabajo y prosperidad, ya que en sus natales sólo conocen miseria y orfandad de justicia social.

El recorrido comienza en el sur de México, lindante con Guatemala desde donde habrá de surcar más de 5.000 kilómetros hasta la frontera norte con Estados Unidos de Norteamérica.

Es este el escenario de múltiples tragedias y negociados increíbles. Lo dijimos: lo peor y lo más noble de la especie humana emergen en esta desventura del pobrerío.

La bestia posee una locomotora que tira de entre 30 y 50 vagones que transportan mercancías, toda vez que en la década de los 90 al influjo neoliberal desapareció el tren de pasajeros como consecuencia de su privatización a manos de capitales foráneos a los intereses del pueblo mejicano.

Se conocen muchas historias tristes de esta travesía desventurada: muertes, mutilaciones, despojos, violaciones, tratas de personas, persecuciones, calor, frío y mucha, mucha hambre. Son sólo algunas señales de esta cuestión. En medio de ese infierno surgió el bálsamo de Dios: Norma Romero Vázquez y su madre, Leonila Vázquez. (Las Patronas)
Norma Romero Vázquez y su madre, Leonila Vázquez, fueron quienes con esfuerzo, sacrificio, incomprensión y blasfemias, pero desbordantes de amor, de altruismo, y fraternidad inauguraron mediante un mecanismo de pararse a un costado de las vías del tren y entregar comida a los migrantes. Cumplieron ya 20 años de esta actividad.

Recibieron y reciben muchas consideraciones, algunas distinciones y apoyo, pero también ataques e incomprensiones.

Pretendimos antes que nada rendir nuestro modesto honor y reconocimiento, y así evidenciar el espíritu noble y bondadoso que es capaz de ofrendar el ser humano. No lo dudemos, es el espíritu de la cooperación, del esfuerzo propio y la ayuda mutua. Es un canto a la vida, en verdad, las Patronas son símbolos de fraternidad y de altruismo.

Pero nosotros, hombres y mujeres de TECNICOOP, de origen guaraníticos, atrevidamente y en nombre de nuestros hermanos migrantes latinoamericanos, las llamamos “Ñande Sý” (Nuestras madres)
http://youtu.be/V9nARwoVLOk
¡En la fraternidad, un abrazo cooperativo!

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario