Sociopolítica

¿Desmontando al PSOE? ¡Quia!

He leído un artículo publicado en El Librepensador que me ha revuelto las tripas por sus medias verdades y falacias, que hacen ver blanco lo que era negro como el carbón. No adivino la ideología del autor, pero tampoco me interesa, su escrito lo dice todo…

PSOEResulta que yo también tengo una cierta edad y he vivido la España de antes del 82. Si dice que el acceso a la EGB era gratuito, debe decir algo más: en Málaga, en concreto en la Malagueta, donde yo vivía, un sector con más de 20.000 habitantes, todos trabajadores y marineros,  solo había un colegio llamado del Estado, lo que nos daba un 35 al 40% de población escolarizada, pasando en los años 80 al 95% de escolarización, con un 40% de analfabetos y un 20 % de analfabetos funcionales que sabían poner su firma y no se enteraban de lo que leían…

Sí este señor llama Sanidad Pública Universal a que los funcionarios de la Dictadura tenían un carnet para visitar a su médico de cabecera, y que todos los demás solo tenían derecho a la llamada “cartilla de pobre” para ir a la casa de socorro a que les miraran si tenía algún dolor, pues muy bien, pero no debe olvidar que se moría por una apendicitis que terminaba en peritonitis por falta de atención medica…

Durante la Dictadura, era algo normal tener trabajadores y no declararlos, lo que nos llevó a que el Gobierno del PSOE tuviese que afrontar el problema creando las Pensiones no Contributivas. Las Pensiones, otra de las cosas a las que solo tenían derecho los funcionarios, y que después se generalizó creando la caja de pensiones de la Seguridad Social, para Universalizar el sistema de pensiones…

Esto que parece una banalidad, ahora que todos los españoles tienen derecho adquirido, fue una de las 4 utopías del documento fundacional del PSOE, que se han ido cumpliendo durante los gobiernos socialistas. La cuarta, los servicios sociales, creando la Ley de Dependencia, que la derecha no termina de poner en marcha…

En cuanto a la reconversión industrial, me parece una barbaridad no darse cuenta que los hornos y fundiciones mantenían una continua pérdida de caudales públicos, debido a la enorme competencia de los países orientales y de la misma Alemania con su industria pesada reactivada por el Plan Marshall americano.

Decía mi mamá, que era una mujer sabia: “Nunca tiempos pasados fueron mejores” … Y la Dictadura solo nos dio casi 6 millones de emigrantes que trabajaban en el extranjero y mandaban ‘sus dineros’ a España, para que trabajaran los pocos que se habían quedado aquí.

Por suerte a quienes hemos vivido aquellos años nos resbalan las medias verdades que inducen al error.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario