Ciencia

Evitar los celos hacia la canguro…

• Los primeros en tratar con respeto y cariño a la persona que cuida a sus hijos deberán ser los padres

• La cuidadora es el adulto de referencia cuando los padres no están

• Según Silvia Álava, lo más adecuado para evitar malos entendidos entre todos es el diálogo

QUEREMOS HIJOS FELICES. Lo que nunca nos enseñaronMadrid, 26 de febrero de 2015.- “Es muy habitual que las madres sientan celos de la cuidadora de sus hijos. En realidad, en ocasiones los niños pasan más tiempo con ella que con los padres”, asegura la psicóloga infantil Silvia Álava en su libro “QUEREMOS HIJOS FELICES. Lo que nunca nos enseñaron (de 0 a 6 años)”.

Actualmente, la mayoría de las parejas trabajan, por lo que unos y otros necesitan de una persona que cuide de sus hijos, alguien que les saque de paseo, con quien puedan ir al parque, les dé la comida y juegue con ellos, pero eso puede provocar un sentimiento de celos por parte de la madre hacia la cuidadora, afirma Álava.

En su libro, la psicóloga desvela unas reglas fundamentales para acabar con los “celos” hacia las cuidadoras:

– Principalmente debemos alegrarnos por haber encontrado una buena cuidadora con la que nuestro hijo parece estar feliz

– Hay que tener claro que el puesto de madre o padre no lo va tener ninguna cuidadora y que eso conlleva muchas más funciones que cuidarlo y jugar con el niño

– Hay que reflexionar siempre antes de expresar nuestros pensamientos, no se puede olvidar que los padres son los principales educadores y serán quienes ayuden al hijo cuando tenga algún problema.

Según Silvia Álava, “los padres son los primeros que deben tratar con respeto y cariño a la persona encargada de cuidar de sus hijos, sabemos que los niños aprenden por modelado y actuarán de la misma manera que sus adultos de referencia”.

La cuidadora

Silvia Álava resalta la importancia de transmitirle a la cuidadora que debe actuar con cariño hacia los niños, sin gritos ni amenazas, pero sin perder la autoridad, “esta persona es el ejemplo a seguir cuando los padres no están”.

Es importante que los padres dialoguen con la cuidadora para evitar cualquier tipo de malentendido, descartando interrogatorios exhaustivos. Debemos mostrar confianza en ella y dejar claro que solo queremos saber qué han hecho nuestros hijos, cómo se han portado y mostrar la necesidad de que nos cuente todo lo que haya ocurrido fuera de la rutina establecida, asegura Silvia Álava.

Silvia Álava es la directora del área infantil en el Centro de Psicología Álava Reyes y compagina la consulta como psicóloga con la elaboración e impartición de cursos, talleres y conferencias.

Es experta en Psicoterapia por la European Federation of Professional Psycholgists (EFPA) y profesora de diversos Másteres. Además, es coautora de la enciclopedia “La Psicología que nos ayuda a vivir” dirigida por Mª Jesús Álava Reyes, del libro “Cuentos para comer sin cuentos“, y la guía “Cuidando el amor”, editada por la Consejería de Familia y Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid. Además, Silvia colabora habitualmente con diversos medios de comunicación.

La prestigiosa psicóloga María Jesús Álava Reyes, que ha prologado el libro, destaca que la autora “se ha convertido en un referente, con un trabajo muy sólido que consigue desbloquear infinidad de casos que habían fracasado en tratamientos previos”. Además señala que “esta obra se convertirá en referencia indispensable para educadores y padres preocupados por la buena educación y la felicidad de sus retoños”.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario