Ciencia

Combatir las plagas de insectos con inhibidores del crecimiento

Conocer cómo funcionan molecularmente insecticidas y acaricidas específicos para el control de plagas , puede ayudar al desarrollo de nuevos plaguicidas más efectivos y menos tóxicos (ecológicos) para otros organismos.

Insecticidas que, sin ser sistémicos, tienen acción translaminar, actúan por ingestión, inhiben el mecanismo de síntesis de la quitina e impiden el normal desarrollo de las diversas fases metamorfósicas sobre las que se aplica. Así, sobre los huevos dificulta su eclosión; las larvas neonatas no progresan con normalidad o incluso no llegan a abandonar el corión por la parálisis mandibular inducida.

Picudo de la palmera

Picudo de la palmera. (Foto: Raúl Tristán)

He aquí algunos ejemplos:

Trigard

Insecticida sistémico, regulador del crecimiento de los insectos, que interfiere en los procesos de muda de las larvas e impide la formación de pupas y adultos.

Ciromazina

Insecticida triazida específico contra larvas de dípteros minadores, y que actúa por ingestión y contacto.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario