Sociopolítica

Una sola persona condiciona a toda Cataluña

Libertad de expresión y democracia son reproches  que una y otra vez se vienen realizando, que oímos reiteradamente.  Por una parte de los independentistas de nuevo cuño, cuyos máximos exponentes son los liderados por el señor Mas, como lo son; determinados miembros de su gobierno,  CDC, más  toda una larga lista de adeptos, entre  recientes y  corrientes. Por el otro lado; desde ERC, y entremezclados entre ambos;  la mal denominada “sociedad civil”, un instrumento más, sobre la cual se circunscribe; la ANC,  una organización constituida el 2012, cuyo objetivo es la independencia de Catalunya. Y  Ómnium Cultural, entidad fundada en el 1961, centrada en difundir la lengua y cultura catalana. En estos últimos años totalmente entregada al “procésindependentista  del señor Mas.  Ambas; la organización como la entidad subvencionadas por la  Generalitat.  Es decir; que toda aquella ciudadanía de Catalunya, que atiende a sus  impuestos, con la única finalidad de contribuir a las necesidades de todos los ciudadanos y del País. Resulta que a su vez han estado y están contribuyendo a subvencionar  una idea partidista que no conduce a lugar alguno, respecto a la ciudadanía ni al propio país. Más que a los propios intereses de solo unos. ¿Democracia, igualdad?

Audiencia y lectores tengan bien aleccionado; “quin és el pa que es dóna” respecto a los osados discrepantes del “Procés

Llibertá de ExpresioRecriminaciones, que  conjuntamente a la tanta “percibida afrenta” (todo es manipulado  y  transformado en agravio a Catalunya, a todos los catalanes, exista causa o no  de definirlo como tal. Sin tener en cuenta,  las que desde aquí se pueden emitir.),   son    debidamente  y constantemente reproducidas  desde determinados medios  de comunicación en catalán, nuestra lengua. La finalidad no es otra  de que la respectiva audiencia, así como los correspondientes  lectores tengan bien aleccionado; “quin és el pa que es dóna” (cuál es el pan que se da) respecto a todos los osados discrepantes del; “procés independentista” del señor Mas. ¿Inducir  es democracia,  libertad de expresión?

Reproches que van dirigidos a todos aquellos que por una u otra razón discrepan del  llamado; “procés independentista”. Discrepancias argumentadas con más o menos grado de cierto razonamiento. Estas, las razonables, muy poco  difundidas  en Catalunya, inexistentes las didácticas (igualmente que en el  resto de España), las razones son bien obvias. Todo lo contrario sucede con  respecto a aquellas  discrepancias, demasiadas  con argumentos desatinados, torpes y desconsiderados (lamentablemente  muy  lejos de una realidad general existente en Catalunya, fuera del interesado, manipulado y mediático; “procés). Estas sí, debidamente difundidas repetidamente en Catalunya, Las razones también son evidentes. Todo un instrumento, ¡ son tantos !,  de enorme rendimiento. ¿Manipulación informativa, ayuda a decidir?

A dichas  recriminaciones, hay que añadir las constantes demandas;  derecho a decidir, referéndum y libertad, efectuadas en nombre de la democracia, ¿democracia?. Todo un alarde de prepotencia  y presunción, dentro de  un conjunto de demagógicas  y populistas exigencias hacia los otros.

Dime de que alardeas y te diré de lo que careces

Proverbio

Condicionan el “Procés” al señor Mas. Lo cual sin duda debería ser causa de profunda reflexión para la crédula ciudadanía.

Es decir;  todo aquel, aquella o aquello  contrario al  “procés”  del señor Mas y a su coalición: Junts pel si, van dirigidos los reproches, con todo su correspondiente eco mediático; sobre la falta de sentido democrático, de coartar la libertad de expresión, de perjudicar a toda Catalunya y a los catalanes.

Únicamente  se salvarán de carecer de tales faltas  democráticas,  todos aquellos  grupos, organizaciones, plataformas, partidos políticos, etc,  que muestren pleitesía al 100% con el “procés” y a su incontestable líder, y ¡ojo!, que no es en absoluto nada baladí;  más que al propio ”procés”. Lo cual sin duda  debería de ser toda una causa de profunda reflexión  para la crédula  ciudadanía, que “tot s’ho empassa” (que todo se lo traga)  Un “procés independentista”  que en 18 meses   deberá de conducir a todos los catalanes hacia la Arcadia feliz. ¡Por favor!.

Pero al parecer, dado el enorme sentido democrático existente en los del “procés”,  de existir alguna discrepancia sobre el cumplimiento de la pleitesía,  los divergentes sufrirán primeramente la perdida de los favores mediáticos, para pasar a continuación  a  ser cuestionados respecto a los méritos democráticos y de responsabilidad de país, que antes, cuando rendían plena pleitesía si poseían. Para posteriormente ser debidamente arrojados a la arena de su correspondiente  circo mediático, con el fin de que reconsideren  su postura discrepante; toda  una irresponsabilidad patriótica,  la cual perjudica enormemente el “procés”, y con ello gravísimamente del primero al último catalán, catalana  y al País.

A todos estos derechos que exigen sin rubor alguno. Que lamentablemente si existen en demasiados pueblos faltos de ellos y de muchos más, aunque sus respectivos mandatarios nunca así lo reconocen, más bien todo lo contrario. A mi criterio, añadiría al sin rubor; la falta de pudor político, en la que incluiría aquellos determinados partidos políticos, organizaciones, entidades, etc. que no habiendo pertenecido a la misma organización política, es más, hace cuatro días, y desde años, críticos con el mismo y de sus políticas Después de éstos cuatro días, sorprendentemente están ofreciendo su apoyo político incondicional al señor Mas, a CDC, con un  carácter superior al propio “procés”. El  que ha de posibilitar  la independencia de Catalunya, la libertad y dignidad de los catalanes en un plazo de  18 meses. Lo cual es totalmente significativo; carecen de consideración alguna al mismo; un hecho tan esperado, tan deseado, de tanta relevancia histórica, política y social, el que nos hará tocar el cielo, este hecho de tanta enorme  trascendencia  lo condicionan a una sola persona y a unas siglas. Lo cual a  mi criterio,  es, lo ha sido todo bien simple; el “procés” es todo un instrumento, los intereses son otros, los beneficiados;  nada que ver con la ciudadanía.

Esta falta de pudor político, se podría  hacer extensible hacia aquellos determinados partidos políticos que no están por el “procés independentista”  del señor Mas, pero que dirigiéndose a éste le solicitan que rectifique,  pues  de hacerlo, bien se podría posibilitar  apoyo para formar gobierno estable, fuerte, etc.

¿Cómo es posible, que unos u otros,  ante, a  mi criterio, con todo un ominoso haber (1) político y democrático  existente durante estos cinco últimos años, como Presidente del gobierno de la Generalitat, pueda recibir apoyo tanto incondicional por parte de un partido político o políticos independientes, que ayer lo cuestionaban,  y con razón?.  Y por la otra  un apoyo  condicional por parte de determinados partidos políticos discrepantes con el  “procés independentista”  del señor Mas¿Dónde está la ética democrática, pues sin ella, no hay democracia, donde está la coherencia, dignidad y ejemplaridad política,  ante toda esta enorme y muy   prolongada bufonada político-mediática, generada a estimular con fines partidistas; emociones?

“Según el que rige la ciudad, así sus moradores”

Eclesiástico 10,2

El Capítulo final ya está escrito. Ganan los de siempre, pierden los de siempre

Todo guión escrito con la participación de varios, donde en  ocasiones los actores se salen del guión o salen del mismo, provocándose los correspondientes arrebatos, y con ello el deseado  efecto cohesionador. Los capítulos serán diversos y con finales distintos, pero el capítulo final ya está escrito. Ganan los de siempre, pierden los de siempre.

A todos estos derechos que exigen a los otros,  han  incorporado uno de nuevo; el del “mandato democrático”.  Según ellos; los del “procés independentista” y todos sus adeptos, insisten reiteradamente y debidamente difundido por determinadas  ondas, y determinados   negro sobre blanco, que el “mandato democrático”   les ha sido atribuido a ellos: Junts pel si, y con ello a su indiscutible líder; Artur Mas, por la voluntad popular, como consecuencia del resultado electoral del 27-S.

Un resultado electoral, que solo ellos, siempre es; solo ellos, y bien arropados, consideran que los votos obtenidos en las urnas el pasado 27-S les han ofrecido  la mayoría, por lo cual la bendición del mandato democrático, por lo tanto; “per fer i desfer” (para hacer y deshacer). Es cierto, sí, pero para posibilitar formar gobierno, dado que han obtenido la mayoría de los escaños. Pero no los votos suficientes  para; “per fer i desfer” (para hacer y deshacer) ninguna  “desconexión” con España, ni  para convertirse en un nuevo estado de la península ibérica. Pues el plebiscito lo han perdido, a pesar de la enorme ayuda mediática producida durante años, y de la enorme ventaja que ha representado y representa la incompetencia, permisividad e irresponsabilidad política del resto de los partidos políticos. No se ha estado construyendo el país, a la vista está. Desean mantener su País.

Un  “procés independentista” del señor Mas, que sin duda ha afectado, desacreditado, por manipulación al mismo independentismo. No los sentimientos identitarios, los individuales que cada uno pueda poseer de País, éstos se mantienen firmes.

“La justicia eleva una nación, más la transgresión es la decadencia de los pueblos”

Proverbios 14/34

Pero es que  ni aun en el caso de que los hubieran obtenido, la mayoría de los votos,  hubiera existido “desconexión” alguna. Lo saben, he aquí la gran farsa, la enorme tragedia política, mediática y social experimentada durante estos últimos años, situándonos  muy lejos de aquellos países avanzados socialmente, culturalmente, económicamente  y democráticamente  que tanto deseamos ser, más bien nos ha acercado y mucho a cualquier república bananera. Toda una vergüenza.

Ni un acto de enorme irresponsabilidad política, con muchísimo más acento que lo acontecido hasta hoy, que ya es decir (gracias a determinados medios de comunicación). Como bien  lo sería una trascendental toma de  decisión política  unilateral, la cual sin duda conllevaría  enormes consecuencias sociales, económicas y políticas,  posibilitaría hoy, la creación de un nuevo estado; la Republica Catalana.

Tabla de contenido ocultar
(1) Cinco años de gobierno de derechas, monocolor de C.i.U, primera legislatura 2010-2012, con el apoyo del P.P.
Segunda legislatura 2012-2015 con el apoyo de ERC, que a su vez era el primer partido político en la oposición, todo un vilipendio político. Tres años de un infructuoso gobierno.
– El gobierno de Artur Mas, precursor de los enormes recortes sociales, de enormes afectaciones sobre el estado de bienestar. Destrucción de la sanidad pública
– Generador de desigualdades sociales, pérdida de posibilidades, oportunidades. Fractura social. División de la sociedad.
–  Multitud de acuerdos con el P.P, por citar;  reforma laboral, Ley de estabilidad presupuestaria, de donde procede la ley Fondo de liquidez autonómica, la hoy mediática y  tergiversada  con fines partidistas (FLA, línea de crédito creada por el gobierno español en el 2012, concebida para que el estado preste dinero a las comunidades autonómicas. Ley de amnistía fiscal. Acuerdo sanitario en el 2014, entre el PP y CDC, en el que se podrá continuar con los consorcios sanitarios. Y todo un largo etc. de acuerdos y pactos con el P.P.
– En este periodo de cinco años, no se ha modificado la  ley electoral, donde un escaño en Barcelona cuesta casi el triple que uno de Girona, o de Lleida, un claro beneficio para los nacionalistas
.- Una Generalitat totalmente endeudada, además de liderar el ranking de la presión fiscal.
– Los enormes casos de presunta corrupción, con sedes embargadas, entre los casos más significativos el que afecta al fundador de CDC y expresidente de la Generalitat.
– Utilización de la Institución de la Generalitat para cuestiones de signo totalmente partidista (para ello están las sedes de los partidos políticos), como así de los  medios públicos de comunicación de Catalunya, que deberían de ser plurales y objetivos, y no ser utilizados para finalidades partidistas.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario