¡Llenar de cooperación las aulas formoseñas!

0
39

La Documentación narrativa docente y reconstrucción de la memoria pedagógica.

Cuando la Aventura de la Cooperación es aprender y enseñar.”

 

El presente artículo es un fragmento de un trabajo que está en etapa de elaboración. Surge en el ámbito del cursado Especialización Docente en Políticas Socioeducativas del Programa Nacional de Formación Permanente “Nuestra Escuela” dictada desde el Ministerio de Educación de la Nación, en especial del Módulo Investigación y políticas socio-educativas, saberes que inducen a la investigación educativa.

Llenar de cooperación las aulas formoseñasEn ese sentido, el curso aporta numerosa bibliografía y referencias de diversas temáticas vinculadas a la formación docente y promueve la lectura desde varios sitios accesibles en internet. Precisamente, en una de esas búsquedas o navegación por internet tomamos conocimiento de una importante propuesta formativa.

Esa importante propuesta formativa a la que referimos y que en definitiva inspiró este trabajo es “La Documentación Narrativa de Experiencias Pedagógicas. Una Estrategia para la Formación de Docentes”, documento que fue realizado en el marco del proyecto “Estrategias y materiales pedagógicos para la Retención Escolar, coordinado por Argentina a través del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de la Nación y financiado por la OEA. Reconoce como antecedente y referencia el Manual de Capacitación sobre Registro y Sistematización de Experiencias Pedagógicas, editada por el mismo proyecto durante el año 2004.

Tomamos aspectos que nos resultaron relevantes del mismo para justificar valorativamente este trabajo, como por ejemplo, esto de fundamentar teórica y metodológicamente a la documentación narrativa de  experiencias pedagógicas como una estrategia válida para la formación y el desarrollo profesional de docentes….”

En concreto, lo que se señala en El apartado 1. Una carta de invitación, es un convite a los docentes para escribir sobre lo que saben y hacen, sobre sus saberes expertos construidos al ras de sus experiencias pedagógicas en las instituciones educativas. Supone una invitación a escribir, leer, pensar y conversar sobre experiencias pedagógicas. Una invitación a repensar, potenciar y recrear aquellos aspectos que consideren más relevantes de la formación de los docentes a partir del trabajo pedagógico sobre textos e historias de enseñanza y de formación escritos por docentes”. Este es el punto central que nos motivara, nos sentimos convocados, acudimos al “convite”.

Este trabajo recurre al relato pedagógico y a la narrativa docente apoyándose en la indagación de nuestra propia experiencia, basados en los criterios de esta modalidad investigativa, publicaciones periodísticas compiladas y vinculadas al quehacer de la práctica que dan cuenta de ella y que, consecuentemente, apuntan a  incorporarla a los procesos de documentación narrativa de experiencias pedagógicas históricas de la educación de la Provincia de Formosa para que estén disponibles públicamente.

Rememoremos pues, estimado/a lector/a de manera acotada aquellos hechos más relevantes, las ideas principales y sus aportes, un análisis y comentarios sobre la primera experiencia del año 1996.


Experiencia en la Escuela 426 “Maestro Rural ”.

Iniciamos las prácticas cooperativas escolares  en la Escuela N° 426  el 6 de agosto del año 1996, dando efectivo cumplimiento a la Resolución Ministerial N° 491 y las Comunicaciones N° 28 y 29 /96 de la Secretaria Técnica EGB del Ministerio de Cultura y Educación- cuyo titular fue el Prof.  Carlos Giménez- instrumento por la cual se nos afectaba al “Plan Piloto de Cooperativas Escolares”, asumiendo formalmente nuestras funciones de ejecutores del Programa de Educación y Desarrollo Cooperativo Escolar- ProDeCoop-Escolar.

Este hecho histórico en Formosa tiene como autoridades pedagógicas a los miembros de la Comisión Ejecutora de Cooperativismo y Mutualismo Escolar-órgano de dirección del ProDeCoop-Escolar- como Coordinador Provincial al Prof. José Yorg, como responsable del Área Pedagógica la Prof. Ana María Ramírez Zarza y al Prof. Juan Velázquez, como responsable del Área Administrativa y a la Directora de la Escuela N° 426 Prof. Margarita Ferreira.

Dicho programa educativo- cooperativo, constituido sobre el pensamiento de quien rememora estos hechos, presentado y aceptado  en esta instancia, abarcó la órbita de la educación primaria, posteriormente se extendió al nivel inicial y al media polimodal, tal como reza la Resolución Ministerial N° 511/96.

La Escuela N° 426, es de modalidad común, de complejidad 2, sito en el barrio Sagrado Corazón de María de la ciudad de Formosa, geográficamente se caracteriza por ser una zona semi rural.

Con el  pensamiento  “me pasa”, “me afecta”, “me forma y me transforma” de  Jorge LARROSA (2006) se refleja el impacto que tuvo el Programa Educativo Cooperativo, en todos sus actores educativos, principalmente en los padres, madres, niños y niñas de la escuela, a sus trabajadores, a los docentes.

La experiencia implicó acuerdos graduales con los docentes, quienes en principio se mostraron reticentes, pero en la medida en que los educandos evidenciaron entusiasmo y compromiso con la tarea eje, el huerto escolar,  los maestros/as se fueron sumando con sus aportes valiosos. A la actividad productiva del huerto escolar se le agregó la cría de pollitos lo que impactó fuertemente en la comunidad quienes se expresaron complacientes ante las autoridades educativas.

El proyecto tuvo una alianza estratégica inesperada, pero de significativa importancia, con el Pro-Huerta del INTA, institución señera en el  ámbito rural y que en esta oportunidad destacaron sus dos agentes, Víctor Benítez y Cecilio Duré, por su enorme calidez humana y profesional. Así, de este modo, dos concepciones educativas-productivas se fusionaron en una actividad ejemplar.

Esa alianza promovió que docentes cooperativos, Directora, la referente de la cooperativa escolar y  agentes del Pro-Huerta participáramos oficialmente del VIII Jornadas nacionales de cooperativismo escolar; II Reunión de las Sub-zonas de Argentina de L´AICS y del Mercosur en la localidad de Virasoro, Provincia de Corrientes, Argentina, los días 3,4 y 5 de julio de 1997.

Nosotros consideramos fecundas la teoría y la práctica de la cooperación vivenciadas por los escolares porque generaron una gramática escolar de conductas fraternas, conciencia comunitaria,  y auto-responsables en sus relaciones, forjando la cultura del trabajo en equipos, actitudes y aptitudes de una cultura pedagógica inclusiva con sus pares al apoyarse mutuamente en el Proceso de Enseñanza- Aprendizaje.

¡En la fraternidad, un abrazo cooperativo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here