¿La Balanza de la Unión Europea sufre inestabilidad?

0
38
Citas 2020

eu_map

  • Los cimientos de la tan esperada y ansiada Unión Europea se desestabilizan.
  • El Eurogrupo está sufriendo grandes grietas que pueden lograr perjudicar la voluntad  histórica y el compromiso de sus creadores. ¿Es posible que la sólida perdurabilidad de su base pueda quebrantarse?

Cuando la confianza, el compromiso, la fe, la determinación, la responsabilidad y el deber de un conjunto empiezan a individualizarse, cualquier cohesión posible puede menoscabar sus principios constructivos. ¿Qué opinarían los padres de este proyecto histórico ante tal despropósito? Para poder entenderlo deberemos remontarnos a sus orígenes, la Segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría.

 

Los resquicios de la Segunda Guerra Mundial

La hegemonía Alemana en Europa, suponía un esclarecedor logro de poder y sometimiento con un gran peso mundial, la creación de un nuevo y gran Imperio. Esta arriesgada aventura, suponía bajo los ojos de Adolf Hitler la planificación de una guerra militar para la ejecución de sus fogosos y acreditados planes (desde su acomodada perspectiva imperial). Orquestado el conflicto, vinculó a la mayoría de las naciones mundiales, de las cuales surgirían dos grandes alianzas militares totalmente confrontadas, el bando de los Aliados contra las potencias del Eje. Y así fue como Gran Bretaña, Francia, la URSS (cuando fue embestido su pacto de no-agresión), EEUU y China, lucharon contra Alemania, Japón e Italia. Una serie de batallas internas y propósitos individualistas, invasiones planificadas, recursos militares, científicos y nucleares utilizados, puso fin al holocausto con unas perdidas incalculables e irreparables, y cuyo resultado final fue la consecutiva pérdida de millones de civiles.

El premio sembrado por la Segunda Guerra Mundial y la Guerra fría posterior, desencadenó  en cada partícula respirable, un desorden universal difícil de gestionar. La esperanza de la humanidad permanecía doblegada y perdida en el infinito y las creencias y las fuerzas se situaban en un recodo olvidado. Aun así, el individuo es el único ser capaz de recomponer lo que él mismo destruye. Precisamente por eso, a pesar de la corrompida atmósfera sofocante,  aparecen los grandes creadores de la Unión (Adenauer, Schuman, Bech, Monnet y otros más), visionarios y gestores de los fracasos anteriores producidos, luchadores de una integración europea, de una unificación social, política y económica, en un escenario desintegrado internacional. Sus incansables ideales de creación de un proyecto unido, pacífico y próspero les hicieron seguir luchando por un esbozo modelo de fusión.

Sin embargo, los hijos de los grandes dirigentes, son incapaces de respirar con la misma intensidad un proceso evolutivo adecuado. Como todas las acciones de gran envergadura, los pactos, tratados, internos y externos, de cohesión conformados, suscitan intereses ocultos e individuales. La progresión magnificada no es análoga, los caminos producen sendas opuestas diversificadas, los sucesos son variables, fluctuados, generando discrepancias y metas diferentes. Cuando la Unión se disgrega ocasionando beneficios distintos para territorios diferentes de los pactados, se origina una indefensión para unos y una protección para otros, desequilibrando la balanza.

cb6f39d0c677a65db0120ec84bc894a1Como todos sabemos, en una unión, todos deben formar un consenso igualitario, sin fragmentaciones, sin discriminaciones e indefensiones. Cuando la balanza se decanta hacia un lado, dejando de estar equilibrada, la armonía cae sobre su peso y los pactos, acuerdos, pueden pasar a un segundo plano oculto bajo una simetría, donde las conspiraciones vuelven a resurgir como un Ave Fénix, perdiendo toda validez y pureza inicial.

¿Es así nuestra naturaleza?  ¿Hay imposibilidad de comunión?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here