Sociopolítica

El búho de don Tancredo

Don Tancredo se hizo famoso por su quietud, de modo que se creía invulnerable,  pues sólo miraba en una dirección sin ver a nadie, que circulase en alguna otra.  En consecuencia creía  que nadie le veía a él por muchas miradas que en él se posaran.

buhoTemiendo el abandono de la plaza, alguien de su cuadrilla le compró un búho. Es este un animal que no ve sino lo que tiene frente a sus ojos, y para ampliar  su visión ha desarrollado la técnica de girar su cuello 270 grados. De este modo el búho  puede enfrentar con su mirada canto sucede contra  él con el sólo girar de su cuello. Mas no el conjunto,  pues el ángulo de su visión es siempre cero.

Curiosos el  personaje  y el animal: deprecian el mundo sin saber que éste es poliédrico y considerándose ellos el centro.  Obtienen  en consecuencia un conocimiento nulo, un desconocimiento total de cuanto sucede a su alrededor, que siempre es plurivalente, como la vida misma.

También el búho  podría  producir el vacío en  las gradas…

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario