Diez mitos de la democracia

0
68
Citas 2020

Diez mitos de la democracia. Contra la demagogia y el populismo

  • La de pueblo es una de las categorías más manoseadas, contaminadas, prostituidas, manipuladas y manipulables de las sociedades democráticas.
  • Las manifestaciones, como forma de acción política democrática, gozan de un prestigio inmerecido. Actualmente están rodeadas de un plus de legitimidad, probablemente procedente de su carácter de resistencia o de contestación frente al poder establecido, el cual, paralelamente, vive sus horas más bajas en cuanto a prestigio.

Diez mitos de la democraciaNuestra sociedad padece las plagas de la demagogia y del populismo

Los discursos de los líderes políticos y mediáticos tergiversan los conceptos y manipulan las frases en función de sus intereses.

Ello pervierte la convivencia, distorsiona nuestras relaciones e infecta nuestra vida en común.

Algunos de los ideales más valiosos que tenemos (la libertad, la igualdad, la educación, los derechos humanos, etc.) se han contaminado de demagogia populista y, cuando los usamos, o no sabemos qué sentido tienen o, mucho peor aún, se han convertido en instrumentos de discordia y división.

Mitos de la democracia

Basta pensar en mitos como el de nación; pese a lo avanzado del siglo XXI y los desarrollos de las diferentes ciencias naturales y sociales, el mito de la nación convertido en dogma aún prende en muchos individuos. Se trata de un mito fosilizado merced al recurso masivo de herramientas argumentativas procedentes tanto de datos biológicos y singularidades lingüísticas, como de la naturalización dogmática de leyendas pretéritas que se intenta hacer pasar por históricas

En este problemático contexto, Alfonso Galindo y Enrique Ujaldón, dos filósofos especialistas en pensamiento político, presentan el libro, editado por Almuzara, Diez mitos de la democracia. Contra la demagogia y el populismo, que se propone depurar de adherencias populistas y dogmáticas nuestros grandes conceptos y principios políticos.

Y ello desde la convicción de que los ideales que son la base de la democracia deben ser defendidos de su uso manipulador e interesado con argumentos renovados, y que sólo una conciencia crítica es capaz de sostener una ciudadanía responsable y una convivencia plural a la vez que armónica.

Alfonso Galindo Hervás es profesor de Filosofía Política Contemporánea en la Universidad de Murcia. Entre sus publicaciones cabe citar La cultura política liberal. Pasado, presente y futuro (2014; co-escrito con Enrique Ujaldón) y Pensamiento impolítico contemporáneo (2015).

Enrique Ujaldón es catedrático de Filosofía. Traductor, editor y autor de numerosos libros; entre ellos, La constitución de la libertad en Adam Smith (2012).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here