El PP y la Memoria Histórica… ¿o más bien histérica?

1
48

Memoria Histórica…

La Memoria Histórica de Zapatero

  • Zapatero, ese nuevo Fernando VII de la historia de España, luchó con sus escasas fuerzas, dada su indolencia (en eso se parecía a Rajoy) contra la reconciliación nacional, procurando volver a dividir a los españoles en dos bancos: los vencedores y los vencidos de la guerra civil.

En realidad ambos grupos fueron derrotados, pues España sufrió mucho, se malograron centenares de miles de vidas, destruyeron infraestructuras básicas para el progreso, carreteras, puentes, edificios públicos, patrimonio artístico y cultural, etc.

Dentro de ese proceso de destrucción de la convivencia se trabajó encarnizadamente por cambiar la historia, quitando los nombres de las personas que habían participado en la contienda de las vías públicas, o que eran, simplemente, de derechas, o héroes de nuestro Ejército.

Dada la incultura dominante, y pese a la creación de comisiones, totalmente sectarias, de presuntos historiadores, se cometieron grandes barbaridades y burradas, que están publicadas por la prensa, por lo que no vamos a insistir en ello.

Una vez llegado al poder el PP, lo lógico hubiera sido que se derogase la citada Ley de la Memoria Histórica (más bien histérica), y se dejase a los muertos descansar en paz, ahorrando además a Correos y a los residentes en esas calles todo el gasto que supone cambiar el callejero, etc.

Pero nada de eso se hizo, y la ley siguió en vigor, pese a la mayoría absoluta del PP, que le permitía hacer de su capa un sayo.

Pero la cobardía es lo que tiene, que se es incapaz de coger el toro por los cuernos…

Ahora, con la media vuelta de la tortilla que estamos padeciendo –o vuelta entera, quien lo sabe-, las autonomías y ayuntamientos regidos por el PSOE, PODEMOS, y partidos asociados, se agarran a la ley para continuar con esa política iniciada por Zapatero, y que el PP ha sido incapaz de cortar de raíz, simplemente derogando la citada ley.

Ley que, además, es unidireccional, totalmente inclinada a babor, pues únicamente se aplica a los vencedores de la Guerra Civil, pero no a los perdedores, o personajes de la izquierda, como Marx o Lenin, e incluso carniceros como Stalin…

Aquí en Zaragoza, ciudad donde vivo, tenemos barrios nuevos donde la práctica totalidad de las calles llevan nombres de líderes socialistas y comunistas, y nadie pone el grito en el Cielo, pues esos han sido los designios de la corporación municipal, regida durante muchos años por esa gran empresa llamada la PSOE.

¿Será verdad que los políticos son unos señores a los que pagamos, y muy bien, por cierto, para que creen problemas dónde antes no los había, y al tiempo sean incapaces de solucionar los problemas realmente existentes…?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here