Economía

Cambiarte de banco ahora es más fácil, está aquí la Ley de Portabilidad Financiera

Tras casi dos años de trámites, el Congreso de Chile por fin aprobó la Ley de Portabilidad Financiera, una ley que permite a las personas cambiarse de institución financiera de forma rápida y sencilla.

Cambiarte de banco ahora es más fácil, está aquí la Ley de Portabilidad Financiera
Cambiarte de banco ahora es más fácil, está aquí la Ley de Portabilidad Financiera

 Esto con el objetivo de que todos, tanto individuos como negocios y familias, tengan acceso a los mejores productos financieros. Sobre todo porque se estima que un 25% de los ingresos de los chilenos se destinan al pago de deudas, lo que representa una enorme carga para su economía y la de sus familias.

¿Qué entidades y qué productos se pueden portar?

Las entidades de carácter financiero que están sujetas a la portabilidad son todas aquellas reguladas por la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), desde bancos hasta compañías de seguros. Y en cuanto a los servicios, ¡todos son portables! Ya sea que desees refinanciar un crédito automotriz o cambiar de tarjeta de crédito, ahora es totalmente posible hacerlo de forma expedita gracias a esta nueva normativa.

¿Qué cambió?

  • En primera instancia, el proceso para decidir a cuál institución financiera transicionar es mucho más sencillo. Ya no es necesario investigar los productos en cada banco, ahora existe un formato estándar que contiene toda la información de todas las instituciones (incluidas las tasas, intereses y comisiones de cada producto). Así, es más sencillo comparar y tomar la mejor decisión.
  • Otro punto importante es el responsable de llevar a cabo el proceso de cambio. Ya no es el cliente, sino el nuevo proveedor quien se encarga de realizar toda la gestión de trámites. Incluso hasta es quien da por terminada la relación con el antiguo proveedor y liquida deudas. Lo único que el cliente debe hacer es pedir un certificado de liquidación y firmar la solicitud de portabilidad.
  • Por último, otro elemento que vale la pena mencionar es el ahorro que esta ley supone, tanto de tiempo como de dinero. Al refinanciar créditos, el proceso demorará un 40% menos (40 días contra 75 que tardaba antes). Y el costo también reducirá, aproximadamente un 60%.

¿Qué beneficios tiene la Ley de Portabilidad Financiera?

Como lo tenía previsto el Ministerio de Hacienda, la competitividad en el mercado financiero cada vez es mayor, pues solo en los últimos dos meses se han registrado 117 mil solicitudes de portabilidad. Esto se traduce en que las instituciones ofrecen cada vez más y mejores servicios.

Por el otro lado, este proyecto pretende ayudar a las PYMES, ya que promete disminuir los costos de financiamientos. Eso se verá reflejado en un incremento de producción, mayor crecimiento económico en el país y una generación de más empleos.

Los resultados comienzan a verse

Los primeros resultados de la Ley de Portabilidad Financiera se empezaron a notar desde el primer mes pues  la búsqueda de créditos hipotecarios aumentó un 60% durante septiembre. La mayor parte de los usuarios que solicitaron portar algún crédito cuentan con un sueldo superior a los $700,000 pesos y una edad entre 18 y 65 años.

No cabe duda que la portabilidad financiera tendrá muchos beneficios para la economía de todos los Chilenos. ¿Quieres cambiarte de banco? ¡Investiga la mejor opción y haz el cambio hoy mismo! 

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario