Economía

El uso de mandriles para transporte

Cuando vendemos un producto a través de internet, somos los principales responsables de que este llegue en las mejores condiciones al cliente.

El uso de mandriles para transporte
El uso de mandriles para transporte

Sin embargo, resulta prácticamente imprescindible el contar con una empresa de mensajería que se encargue del reparto de nuestros paquetes y, por desgracia, la manipulación de los paquetes por parte de estas empresas escapa a nuestro control.

A pesar de que no tenemos control acerca de como tratan el paquete, si que podemos evitar que este se pueda estropear por el camino con un buen embalaje. Para mejorar esa protección podemos contar con un mandril herramienta a modo de protección en nuestro paquete.

Mandriles de cartón

Los mandriles de cartón son algunas de las herramientas más demandadas debido a la presión que pueden llegar a soportar y al poco peso que supone incluirlas en un paquete. Estos mandriles de cartón son tubos de cartón que cuentan con una alta resistencia a la compresión y que nos permiten almacenar en su interior los productos para una adecuada conservación.

Cuando se lleva a cabo la fabricación de estos mandriles se puede incidir, además del tamaño de los mismos, en el espesor del papel o en la longitud del tubo. De esta forma, nos aseguramos que contamos con una herramienta que va a ofrecer una respuesta adecuada a las necesidades con las que cuente el producto, adaptando el uso de estos mandriles a la carga del interior en concreto.

El diseño de estos mandriles está pensado para poder soportar la mayor exigencia de seguridad en la protección del envío. De esta forma, si al mensajero se le cae el paquete o lo apila por debajo de otros productos, estamos contando con una protección extra que impedirá que la mercancía del interior sufra daño.

Para finalizar en lo que respecta a estos mandriles de cartón, es importante señalar que en su gran mayoría son fabricados con papel. Esto quiere decir que son reutilizables y biodegradables, por lo que estamos hablando de un producto completamente responsable con el medio ambiente además de ser un excelente protector de los productos en nuestros envíos.

Los tacos de cierre

Estos mandriles se pueden cerrar con tacos. Gracias a estos tacos, nos aseguramos de que el producto se encuentre en el interior en todo momento y que no se desplaza por error fuera de este. La utilización de los tacos es realmente sencilla, básicamente bastará con colocarlos a cada uno de los extremos de los mandriles para que estos se puedan cerrar y más adelante abrir con total facilidad.

De la misma forma que sucede con los mandriles de cartón, nos encontraremos con diferentes tacos de cierre cuyo diseño responderá a cada uno de los diámetros de los mandriles. Podemos encontrarlos de diferentes tamaños, por lo que no resultará ningún tipo de problema cerrar el mandril que queramos.

Distanciadores

Por último, si queremos introducir varios productos dentro de un mismo mandril, podemos utilizar distanciadores. Estos distanciadores son unas pequeñas bobinas que se colocan entre medias de cada producto para evitar que estos se aplasten entre si o que se produzcan rozaduras entre ellos.

De esta forma, podemos aprovechar un mismo mandril más grande para poder introducir varios productos y así prescindir de varios mandriles que vendrían a ocupar una mayor cantidad de espacio dentro del paquete.

Todas estas soluciones ofrecen una gran cantidad de alternativas seguras a la hora de enviar nuestros productos y deberían de ser de especial interés si cuentas con una tienda online. No se tratan de medios de transporte que precisen de un desembolso muy alto y responden a la perfección a todas las exigencias que supone el transportar un producto a larga distancia, la seguridad.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario