Economía

Cómo combatir las fake news

A pesar de que el uso de internet reporta muchas ventajas a los usuarios, un uso indebido de este puede provocar serios problemas.

Cuando nos referimos a un uso indebido no estamos hablando de entrar en determinadas prácticas de prácticas ilegales como la piratería, sino de hacer caso a una determinada desinformación que tenga un interés en concreto.

Cómo combatir las fake news
Cómo combatir las fake news

Cada vez son más las personas que utilizan internet a diario y, fruto de este aumento en su popularidad, cada vez existen más medios de noticias, empresas, partidos políticos que usan las redes… en definitiva, personas con intereses creados que tratan de utilizar la información en su propio beneficio sin importar si la persona que la lee está siendo engañada.

Estas desinformaciones se crean con diferentes objetivos, desde vender un determinado producto, hasta ganar una la admiración del público. Esto es bastante peligroso ya que nos puede precipitar en escenarios engañosos con todas las consecuencias que esto conlleva.

Para evitar que esto suceda, vamos a ofreceros una pequeña lista de consejos para evitar todo este tipo de fake news y para que no caigas en ninguna clase de teorías conspirativas.

Contrasta la información

Si has leído en una determinada página un tipo de noticia que realmente te parece que pueda tener una gran relevancia, es importante contrastarla en otros medios de prensa.

Como bien sabes, de la misma forma que las empresas más importantes cuentan con una metodología de trabajo y una política de ventas, muchos periódicos cuentan con diferentes sesgos ideológicos a través de los cuales tratan de ganarse el aplauso fácil de sus lectores.

Para evitar que la información sea falsa, trata de contrastarla en un periódico que tenga una ideología diferente y procura ver que es lo que dicen de esta. Si te encuentras una noticia maravillosa en una página de internet y en ningún otro sitio se hacen eco de esta, es bastante probable que dicha información sea falsa.

Lee más allá del titular

Algunas veces la peor mentira es una verdad a medias. Muchas noticias se manipulan a través de los titulares, omitiendo información o dejando a la libre interpretación determinados conceptos.

Muchas personas que no tienen tiempo para leer un periódico entero acaban por leer los titulares de las noticias, así como alguno de sus subtítulos. Si te encuentras con una noticia sospechosa, procura leer la noticia entera y no quedarte únicamente con la idea del titular.

Te sorprenderías de la de veces que la noticia tiene muy poco o nada que ver con el titular y se ha escrito para engañar.

Trata de buscar la fuente

La mejor forma de conocer la veracidad de algo es tratar de buscar la fuente a la que se refiere la noticia.

Si leemos algo en plan, “las pensiones van a subir un 5% el año que viene”, para conocer la validez de la noticia hay que informarse quien ha dicho esa frase o de donde viene.

Remitirse a la fuente original dará credibilidad a la noticia y, por lo tanto, sabemos que se trata de una fuente fidedigna. Cuando leas resultados de encuestas y no te digan quien las ha elaborado o donde las han llevado a cabo o cualquier otro aspecto que pudiera ser relevante, desconfía.

No contribuyas a que se extienda la desinformación

Finalmente, es importante no contribuir a que se extienda la desinformación. No siempre cuando se produce una noticia falsa o una desinformación lo que se busca es manipular a la población.

En algunos casos, por el mero hecho de conseguir visitas en internet se llevan a cabo diferentes titulares llamativos para captar la atención del usuario. Si compartes dichas noticias lo único que estás consiguiendo es contribuir a este problema y motivar a aquellas personas que crean estos bulos para que los sigan creando.

Si has verificado que realmente se trata de una noticia real, por supuesto siéntete libre de compartir.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario