Economía

¿Cómo elegir una buena hipoteca?

Uno de los trámites imprescindibles a la hora de comprar un piso es contar con una hipoteca. A pesar de que la hipoteca se plantea como la mejor opción para conseguir un dinero con el que comprar un piso, si que contamos con una amplia variedad de entidades de crédito donde poder elegirla.

Por si no lo sabías, a día de hoy existen bancos que dan el 100% de la hipoteca, algo que muchas personas todavía no sabían porque no se trata de algo habitual.

Cómo elegir una buena hipoteca
Cómo elegir una buena hipoteca

Poder contar con una hipoteca al 100% facilita en una gran medida el acceso al inmueble. Esto es algo que sirve para explicar el aumento de las firmas de hipotecas 90% gracias a servicios como el de hipotecas100.net

Desde esta página podrás contactar con asesores hipotecarios de confianza para que te ayuden a conseguir tu hipoteca 100. Además de estos aspectos, vamos a mostrarte algunos de los otros criterios que tienes que valorar a la hora de elegir una hipoteca u otra.

Comisiones

Las comisiones es algo de lo más habitual en las hipotecas. En este caso vamos a distinguir entre las comisiones de apertura, las de estudio y las de cancelación.

Las comisiones de apertura suelen hacer frente a los gastos que tiene que hacer frente la entidad para poner el dinero de la hipoteca a nuestra disposición. Esta comisión de apertura suelen ser un porcentaje de la cantidad de dinero que pidamos para la hipoteca.

No obstante, el porcentaje puede variar dependiendo de la entidad, por lo que es importante conocer estos valores de cara a conseguir unas comisiones más bajas.

La comisión de estudio, por su parte, es una cantidad de dinero fija que la entidad cobra por las gestiones y los análisis que debe de realizar. Esta comisión está desapareciendo de muchas entidades, aunque todavía hay algunas que la siguen utilizando.

Por último, la comisión de cancelación sería el gasto en el que se incurre si la hipoteca se cancela antes del periodo de tiempo acordado. Esta comisión será más o menos alta dependiendo de lo cerca o lejos que nos encontremos de la fecha acordada por ambas partes.

Vinculaciones a otros productos

Una hipoteca puede contar con unas mejores condiciones si contamos con otros productos dentro de la propia entidad.

Por poner varios ejemplos, si tenemos domiciliada la nómina o recibos, contamos con tarjetas de crédito, o tenemos un seguro de vida contratado, aunar todos estos productos nos va a permitir disfrutar de unas condiciones más ventajosas.

Precisamente por este motivo, una de las entidades que nunca debe de escapar a nuestro estudio a la hora de elegir una hipoteca es aquella entidad en donde tenemos contratados estos servicios.

El tipo de interés

Por último, hay que valorar también el tipo de interés. A la hora de establecer una hipoteca podemos contar con un tipo fijo. Un tipo de interés fijo nos obligará siempre a pagar lo mismo, la cuota de la hipoteca nunca subirá o bajará.

Si lo que queremos es que esta cuota oscile, podemos elegir un tipo de interés variable dependiendo a los cambios del Euribor. Por último, podemos optar por la opción de establecer un interés mixto que es una mezcla entre los dos anteriores divididos por etapas.

Como siempre, valora el interés que te exige cada una de las entidades por el dinero prestado y probablemente te encuentres con varias diferencias que te animen a elegir entra una u otra.

Por lo demás, junto al interés tendrás que valorar el plazo, que será el tiempo que la entidad establecerá contigo para ir pagando la hipoteca poco a poco.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario