LifeStyle

¿Cómo dejar las drogas?

Cada día que pasa una nueva familia es destrozada por las drogas. Dejar la droga no es algo sencillo para las personas que caen en sus garras y a veces ni con la fuerza de voluntad suficiente se puede uno librar de ellas.

Cómo dejar las drogas

Por otro lado, tratar de dejar las drogas de forma individual además de ser complicado puede llegar a ser peligroso. Por este motivo, si estás leyendo esto porque eres un consumidor o eres familiar de alguno de ellos y quieres ayudarle, lo mejor es acudir a un centro de adicciones como Liberadict.

¿Por qué un centro de adicciones?

Los centros de adicciones cuentan con personal especializado para ayudar a la persona a librarse de la adicción a las drogas poco a poco y con seguridad. Estar en uno de estos centros para el tratamiento de adicciones te permite tener la certeza de que vas a acabar rehabilitado y no vas a tener ningún tipo de problema durante el proceso.

Además de contar con equipo especializado para el paciente, estos centros cuentan también con ayuda psicológica para la familia de este. Es un hecho que las adicciones destruyen hogares, por lo que estas personas necesitan también como poder superar esta situación.

¿Qué tipos de adicciones existen?

La adicción a las drogas no es el único tipo de adicción que existe. Existen muchos más tipos de adicciones que pueden llegar a ser igual de peligrosos. El problema de la droga es que sus efectos se visibilizan mucho más, pero otras adicciones como la adicción al tabaco, al alcohol o al juego pueden llegar a ser igual de perjudiciales o más.

Una persona adicta al tabaco o al alcohol puede acabar desarrollando enfermedades muy perjudiciales para su salud que le afecten al día a día. Por otro lado, la adicción al juego puede acabar con la economía de un hogar desembocando problemas mayores.

¿Cómo se llevan a cabo los tratamientos?

No todas las adicciones se tratan de la misma forma. En estos centros de desintoxicación las adicciones se tratan habitualmente de forma individual. A pesar de que haya terapias o talleres en grupo, es necesario conocer bien al paciente, saber en qué momento se encuentra y también los motivos de su adicción.

Dependiendo de las necesidades de cada paciente los tipos de tratamiento pueden ser ambulatorios o residenciales. Si el paciente se encuentra en mal estado, ingresar en el centro probablemente sea la solución a sus problemas.

Para otras adicciones menos lesivas, por ejemplo, el tabaco o para el tratamiento alcoholismo, seguramente no sea necesario ningún tipo de internamiento y bastará con cierta rutina de terapias.

No todos los pacientes del centro quieren dejar las drogas de forma voluntaria. Dependiendo del paciente en cuestión puede que no sepa que necesite ayuda o directamente no la quiera. Para ayudar en estos casos la información que debe de tener la familia acerca de estos centros y el apoyo es fundamental.

Gran parte de los adictos piensan erróneamente que pueden dejarlo cuando quieran o no son capaces de ver sus propias limitaciones. A pesar de que ellos no puedan ver este problema, es un hecho que afectan al resto de la sociedad, particularmente a su familia.

En definitiva, el centro de desintoxicación es el mejor lugar en donde puede ser atendido una persona que tiene problemas de adicción. Una atención personalizada y llevar a cabo las pautas establecidas serán más que suficiente para que, con el tiempo, la persona se encuentre rehabilitada y probablemente no quiera saber nada más de adicciones.

Recuerda que estos problemas son realmente complicados de afrontar por lo que toda la ayuda recibida es más que necesaria.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario