Economía

¿A qué indemnizaciones tengo derecho como trabajador?

Si eres un trabajador que ha sufrido un despido en su empresa, ya sea improcedente o un despido procedente si es objetivo, es importante que sepas que tienes derecho a una indemnización laboral en base al estatuto de los trabajadores.

A qué indemnizaciones tengo derecho como trabajador
A qué indemnizaciones tengo derecho como trabajador

A pesar de que tus derechos estén claros y tengas acceso a este tipo de indemnizaciones, es importante contar con unos buenos abogados laboralistas. Este despacho de abogados en Barcelona, Forcam Abogados, te puede ayudar a defender tus intereses con tu antigua empresa, representándote y ayudándote a conseguir todo el dinero que por ley te pertenece.

El despido improcedente

Se considera despido improcedente cuando no existen causas disciplinarias u objetivas que motiven a romper la relación laboral. Por otro lado, también se considerará un despido improcedente si no se han cumplido las formalidades que se requiere en el Estatuto de los Trabajadores.

Cuando un despido se ha declarado como improcedente la empresa deberá llevar a cabo una de estas dos opciones. Por un lado, podrá abonar la indemnización que corresponda al trabajador o, por otro lado, tendrá la opción de readmitir a este en la empresa. En este segundo caso la empresa estaría obligada a pagar los derechos de tramitación.

En el caso de la indemnización, la cuantía ascenderá a 33 días de salario por año que se haya servido a la empresa. Esta cuantía tendrá un máximo, ya que se encontrará limitada a 24 mensualidades.

Es importante señalar que, si estabas trabajando en la empresa antes de 2012, es decir, antes de la reforma laboral que actualmente se encuentra en vigor, la cuantía a recibir es mayor.

En este caso, la cuantía se lleva a cabo en dos tramos diferentes. Un primer tramo en donde se paga una indemnización de 45 días de salario por año trabajado y se deberá de sumar 33 días de salario por año trabajado, que es la que corresponde actualmente en términos generales.

Esto es evidente que a las empresas no les gusta, por lo que siempre te recomendamos que recurras a estos abogados para que estudien bien el tipo de despido y, por supuesto, tengan en cuenta toda la cuantía que te pertenece.

Despido objetivo e indemnización

El despido objetivo es aquel que, a diferencia del improcedente, en este caso si que existe una causa que provoca dicho despido. Estas causas pueden ser económicas, técnicas, organizativas o de producción, todas ellas recogidas por el Estatuto de los Trabajadores. Además, también pueden darse otras causas diferentes, por ejemplo, la ineptitud de la persona o su falta de adaptación.

A pesar de que este tipo de despido sea objetivo y en base a una razón, también tienes derecho a una indemnización. En primer lugar, este despido se llevará a cabo a través de una comunicación por escrito al trabajador.

Esta documentación, conocida también como carta de despido, se señalará la causa y la fecha del despido. Este documento es importante, ya que evita que la indemnización sea por despido improcedente.

En este caso, la empresa tendrá que liquidar las deudas salariales con el trabajador, por ejemplo, si tuviera alguna hora extraordinaria o vacaciones. Esta cuantía deberá de incluirse dentro de la carta de despido, es conocida como finiquito y debe de abonarse de forma simultánea.

En cuanto a la cuantía se refiere, además de todas las liquidaciones habrá un pago extra a modo de indemnización. Esta indemnización será de 20 días de salario por año trabajado. En este caso también nos encontramos una vez más con un máximo de doce mensualidades.

Como siempre, un abogado laboralista te puede ayudar a discernir el tipo de despido que se ha llevado a cabo para ver si estás de acuerdo con él o no y tomar las medidas correspondientes.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario