Economía

Una nueva forma de entender el trabajo

El paso por la pandemia ha traído muchas consecuencias para todos los seres humanos. Mientras que antes el gel hidroalcohólico era poco conocido más allá de los hospitales, ahora prácticamente todos vamos lo usamos de forma diaria. La forma de trabajar también ha cambiado y el teletrabajo es buena cuenta de ello.

Con todos estos cambios hemos aprendido que se puede trabajar desde prácticamente cualquier lugar, precisamente por esto los mejores destinos Líbere son una opción estupenda para quien quiera trabajar desde un lugar más cómodo.

Una nueva forma de entender el trabajo

Una nueva forma de entender el trabajo

Esta nueva forma de trabajar ha provocado que muchas empresas cambien la forma de entender el negocio. A pesar del distanciamiento físico que supone no encontrarse dentro de la empresa, el ahorro de tiempo que supone el prescindir de ciertas tareas ha provocado que el trabajador pueda llegar a ser más productivo.

De hecho, ahora es posible llevarse el trabajo a todas partes por lo que tener en cuenta los apartamentos digitalizados Naitly es una opción estupenda para disfrutar de un merecido descanso sin descuidar el trabajo.

¿Qué busca un teletrabajador?

La globalización y el crecimiento por parte de las empresas ha provocado durante estos últimos años que los trabajadores encontraran dificultades para contar con un destino fijo. Fruto de esto resultaba habitual hacer una mudanza cada cierto tiempo cuando había cualquier cambio dentro del entorno de trabajo.

Desde cambios de oficina dentro de una misma ciudad hasta puestos superiores que se desarrollaban en otras ciudades diferentes. Todo esto provocaba un continuo vaivén que suponía un trastorno en la vida del trabajador que veía como “echar raíces” en una ciudad era algo realmente complicado. La pandemia todo lo ha cambiado.

Ahora es posible seguir trabajando para la misma empresa, pero hacerlo desde casa. Esto es fundamental porque el trabajador puede elegir el destino que más le interese. No solo estamos hablando de elegir la casa que quiera, si no de encontrarse en la ciudad que quiera con su familia y los amigos.

Un trabajador feliz que rinde mucho más

Un trabajador feliz que rinde mucho más

Un trabajador feliz que rinde mucho más

Todo esto sirve para superar uno de los problemas más habituales que se encontraban los trabajadores, el aislamiento social. Desde luego que era un impedimento tener que desplazarse a una ciudad en donde no se conocía a nadie por cuestiones de trabajo. Ahora esto es algo que se puede solucionar siempre y cuando se pueda trabajar por internet y las visitas presenciales al trabajo sean más bien ocasionales.

Estos aspectos influyen directamente en la vida de los trabajadores. Estos no solo se preocupan por elegir el mejor lugar para vivir, sino que también tienen en cuenta otros aspectos como el alquiler, pudiendo elegir un alojamiento más económico sin tener que preocuparse por la distancia que se encuentra este del trabajo.

De hecho, esto va más allá de una simple moda. Son muchos los constructores que señalan que ahora las casas buscan de habitaciones especiales reservadas para el teletrabajo, a modo de despacho y también de espacios abiertos en la medida de lo posible. El confinamiento ha sido un claro ejemplo de la importancia que tiene el poder salir al exterior dentro de una zona segura como es el jardín de una casa.

Mientras que antes se buscaba contar con un coche que tuviera un consumo de combustible razonable para acudir al trabajo, ahora se tiene en cuenta una buena conexión a internet para poder trabajar de forma cómoda y segura desde casa.

El acondicionamiento de la casa también cambia con muebles que se podrían encontrar en cualquier oficina o una silla de trabajo propia de un despacho. La avalancha de todas estas necesidades son un buen ejemplo de cómo están cambiando los tiempos descubriendo que hay vida mucho más allá del propio trabajo en la oficina.

Por supuesto todo esto no se encuentra exento de problemas y los trabajadores tienen que aprender a lidiar con nuevas problemáticas. Mientras que ahorran una gran cantidad de tiempo al no tener que desplazarse hasta el trabajo, resulta más complicado el poder separar la vida familiar de la vida laboral. Atender a las obligaciones de la casa a veces se entremezcla con el trabajo que se desarrolla en la misma por lo que todavía nos queda mucho por aprender.

Sin embargo, todo esto supone el primer paso, una época de nómadas digitales que se pueden desplazar ciudad por ciudad manteniendo su mismo puesto de trabajo que desarrollan a través de internet. Las posibilidades son de lo más interesantes y desde luego acaban con muchos de los problemas que eran habituales del pasado. Una nueva forma de trabajar se ha descubierto y todo ha sido posible gracias a la proliferación del teletrabajo.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario