Economía

Mejora los beneficios gracias al software Erp

Mejora los beneficios gracias al software Erp

Mejora los beneficios gracias al software Erp

La gestión de una empresa ahora es una tarea mucho más sencilla gracias al sistema Erp. Si no sabes de lo que te estamos hablando, no te preocupes, aquí te mostramos todo lo que tienes que saber al respecto para poder ser más competitivo en el mercado.

¿Qué es un Erp y para qué sirve?

Erp se corresponde a las siglas en inglés de Enterprise Resource Planning, lo que en español podemos traducir como sistema de planificación de recursos. Básicamente, estos sistemas se presentan en un formato de software cuyo propósito es mejorar la gestión de las empresas.

Principalmente estos Erp se utilizan para analizar la información de la empresa y registrarla a través de una base de datos. Gracias a estos programas podremos llevar a cabo una gran cantidad de tareas de lo más habituales en la empresa, desde contar con un programa para la gestión de stock hasta un programa de nóminas.

¿Qué ventajas tiene para la empresa utilizar un Erp?

Ahora que sabes un poco mejor de qué se tratan estos Erp, lo importante es conocer las ventajas que tiene utilizarlos en una empresa.

Para empezar, estamos hablando de una gran cantidad de programas que se integran dentro de una única aplicación. Esto facilita en una gran medida las operaciones que se realizan dentro de la empresa. Desde el mismo software podemos hacer las nóminas, comprobar el stock, llevar a cabo la facturación, tratar con los proveedores… cualquier aspecto.

Todo esto es bastante ventajoso para la empresa. Que todos los programas se integren dentro de un mismo sistema implica que hablen el mismo lenguaje. Esto quiere decir que todo estará conectado, es decir, desde el mismo programa cuando llevemos a cabo una compra a nuestros proveedores se debería de actualizar el nivel de stock de la empresa.

Tener todos los programas entrelazados evita que existan problemas de compatibilidad, por lo que seremos menos propensos a cometer errores que paralizarían o, por lo menos, dificultarían la gestión de la empresa.

Un Erp mejora la toma de decisiones

Uno de los aspectos más importantes que nos ofrece un Erp y que nos vuelve mucho más competitivos en el mercado es que se facilita la toma de decisiones.

Un Erp recoge siempre los datos y permite acceder a ellos en cualquier momento. Esto nos permite conocer de primera mano la situación real de la empresa, es decir, tener acceso a toda la información que se ha sucedido en el último minuto. Al estar todo centralizado podemos tener acceso a los datos en tiempo real de todas las características anteriormente citadas.

Esto facilita en una gran medida la toma de decisiones. Al ser capaces de conocer el estado real de la empresa, en un momento determinado y con tan solo echar un vistazo al programa, nos permitirá tomar decisiones con un mayor conocimiento de causa. Es evidente que nos podemos seguir equivocando en nuestras decisiones, sin embargo, el margen de error se reduce considerablemente.

Empresa más competitiva

Todos estos aspectos se pueden simplificar en entender que con un Erp logramos una empresa mucho más competitiva. Esto se desprende de varios factores diferentes. Gracias a la visión general que tenemos de la empresa es mucho más sencillo optimizar los tiempos, lo que se traduce en unos menores costes y, por lo tanto, en un ahorro considerable.

Podemos ver de un vistazo que tareas son aquellas que podemos eliminar y a que otras tareas debemos enviar más o menos recursos. Esta optimización del trabajo nos permite ser mucho más eficientes a largo plazo logrando un negocio mucho más rentable al poder gestionar mucho mejor los recursos de la empresa.

Por otro lado, todos los análisis internos de la empresa tendrán una mejor calidad debido a la calidad de la información que se obtiene. Esto nos permite también medir diferentes aspectos y, una vez más, tomar mejores decisiones en base a estos análisis.

Finalmente, es importante destacar que los Erp son modulares. Esto quiere decir que se ajustan perfectamente a las necesidades de tu empresa ya que pueden contar con más o menos módulos dependiendo de lo que necesites. Por ejemplo, si no trabajas con inventario no tendrás la necesidad de contar con un apartado dedicado al stock, por lo que el Erp no lo traerá y estará mucho más simplificado para tu uso.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario