Sociopolítica

Drogas. Prohibición y su inutilidad

Soy de la idea que mientras no se viole el derecho a la vida o a la propiedad de las personas, uno es dueño de su destino y sus preferencias.

La tarea de la titánica “Guerra contra las drogas” parece no tener fin Deberíamos preguntar a la DEA cuando a finalizar la “guerra” contra las drogas. En el 2011, 2030 ?. Es extraño pero no ha disminuido la oferta de los estupefacientes en ninguna parte del mundo. No hay noticias que en tal o cual país o ciudad del mundo estén exentos del tráfico de drogas. Es más los precios son ahora más bajos que antaño.

Lo único que esta guerra ha causado es la creación de grandes grupos de delincuentes como las FARC, paramilitares o los narcos mexicanos. Solo deberíamos recordar al mafioso Al Capone fruto de la “Ley Seca” imperante en los EEUU. Tranquilamente todos los magníficos ingresos podrían ir a manos de empresas que tributen y generen empleo, es difícil de asimilar pero no hay otra opción que la legalización.

Pero veamos como la legalización de las drogas acabaría por quitar los mayores problemas relacionados a este flagelo:

– Los adictos no serían tratados como delincuentes sino como enfermos.

– La delincuencia y la violencia relacionadas a las drogas bajarían al tener mayores opciones de compra que las bandas de delincuentes.

– Si lastimosamente alguien cae en la drogadicción no va a tener que abastecerse en el mercado negro; donde va a tener que lidiar con la delincuencia organizada, podrá en el caso de la heroína y cocaína recibir su dosis en centros especializados; como ya se lo hace en ciertos países como Suiza.

– Se quitaría el anhelo de lo “prohibido”, el cual es una de las grandes causas para consumir estas sustancias.

– Se tendría más información sobre los efectos negativos de las mismas como ahora se hace con el alcohol y el tabaco.

El caso de inducir al consumo a un menor debe tratarse como un delito, pero no el uso por parte de personas adultas y responsables. De igual manera manejar bajo efectos de las drogas debe tratarse con la misma rigurosidad que cuando se lo hace bajo los efectos del alcohol.

Por último el consumo en los adultos esta bajo la responsabilidad de ello mismos. Mientras no se viole los derechos a la vida o la propiedad del resto de personas.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario