Sociopolítica

Dándole a la mojama

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                

    Como está mandado, es en la época veraniega cuando solemos “meterle mano” a la mojama, ese salazón que junto con la hueva de atún seca, sirve de buen acompañamiento a una fresca cerveza.

     En el PP no iban a ser menos y están sacando de su reserva de alimentos, de la despensa, esos exquisitos productos del mar. Primero le “pegaron” a la mojama de la clase “Montoro” y antes de que esta se acabe han puesto sobre la mesa la de la especie “Carrascal”.

   Los hay a los que le resulta un tanto aprensivo el ingerir estos productos y ello es debido a que les recuerda a las momias que, como es sabido, todas ellas están “amojamadas”, la verdad es que si se piensa así es en cierto modo razonable, dicho sea con todo el respeto que se merecen esas personas momificadas, el que se le tenga una cierta aversión a estos dos manjares que nos ofrece el mar ya que las momias no suelen presentar un aspecto que agrade a la vista y sabido es que el gusto o la aceptación de algo entra, en principio, por la vista.

    De todos modos mal deben andar de alimentos frescos, que suelen ser los más saludables y nutritivos para gozar de una buena salud, en el PP para tener que ir tirando de los secos, de los momificados.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario