Sociopolítica

Un Pensamiento

Odio el invento ese de las autonomías que no son más que un nido de gasto, las televisiones y radios públicas autonómicas donde entras a trabajar de modo digital o lo que es lo mismo por el tráfico de influencias que puebla todos ordenes de la vida ,una vez le oí una frase a mi difunto abuelo materno que decía que quien tiene padrino le bautizan y es que ya se sabe que en lo público abundan ,la duplicidad en el funcionamiento a la hora de hacer organigramas internos con un montón de gente en los mandos intermedios que no se sabe lo que hacen pero ahí están. No me gusta la idea de los trasportes públicos tal y como los conocemos actualmente, no por ser público significa que sea gratuito y mucho menos que funcione bien, véanse como ejemplo las continuas huelgas de autobuses y metro en valencia. No me gusta la idea de una radio pública que mengua las arcas del estado, pienso que ese dinero podía destinarse a la sanidad, la educación y la seguridad lo demás debería ser todo privado. Reducir el estado seria una solución enorme a la hora de reducir gastos y destinar dinero a aquellos que lo necesitan más verbigracia pensionistas, viudas, discapacitados y enfermos que muchas veces en vez de ser apoyados por el sistema son excluidos de la sociedad por sus circunstancias. Eso de subvencionar el cine me parece una pérdida total de tiempo, subvencionar festejos populares, etc. El dinero donde mejor esta es en el bolsillo del contribuyente que nadie mejor que uno mismo sabe lo que desea hacer con su economía. Cuanto más tiempo pasa me sobran cargos, festejos y demás fruslerías muy propias de los políticos, porque cada autonomía quiere tener su radio pública, su tele publica que se convierte en el órgano oficial del gobierno de turno, eso de subvencionar el cine, el teatro, la danza y los deportes va contra mis principios, porque la subvención hace que uno no se esfuerce por nada a la hora de innovar y crear, prefiero que el dinero vaya a otros fines que ya expuse al principio, lastima no se pueda desmontar el sistema de las autonomías y volver un estado centralizado y pequeño a poder ser eficaz y que no importune la vida diaria con burocracia ,al parecer es al contrario las autonomías cada dia son más grandes y los ayuntamientos también ,después están las diputaciones… Demasiada gente viviendo del presupuesto… A ver si se pone de moda reducir en lo superfluo que es siempre lo que más gusta a los políticos.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario