La inflación y la ceguera del Banco Central Europeo

2
188

Los estatutos del Banco Central Europeo (BCE) son claros, concisos y estrictos cuando estipulan que el primer mandato que debe llevar a cabo el organismo supranacional es la estabilidad de precios, por encima de cualquier otra necesidad o cualquier otro criterio adicional.

Y así, el Sr. Trichet, tras reunirse con sus consejeros, decide una y otra vez que los tipos de interés en la zona Euro deben mantenerse en cifras insostenibles, convencido como está de que esta es la única fórmula eficiente para detener el incremento de la inflación, lo cuál es plausible, desde un punto de vista económico.

Sin embargo, los analistas del BCE equivocan el diagnóstico de la situación porque parten de premisas equivocadas. Ellos consideran que las causas de la inflación creciente que está sufriendo la zona euro son endógenas, es decir, propiciadas en la misma zona en cuestión, mientras que las verdaderas causas propiciatorias son puramente exógenas.

El aumento del precio del petróleo (no olvidemos que, aunque está en una tendencia descendente, su precio se ha triplicado en el último año), y el incremento en la demanda de alimentos mundial, son las dos causas de la inflación en la zona euro.

El precio del petróleo afecta a los precios europeos porque incrementa el coste del transporte, el coste energético e, indirectamente, el coste de la mano de obra. Mientras que, por otro lado, el incremento de demanda de alimentos a nivel mundial genera un incremento de precios en la zona euro porque los productores habituales de alimentos (China e India), ahora no sólo producen, sino que también demandan, por lo que la cantidad disponible en el mercado es menor y los precios se ven incrementados.

Por tanto, unos tipos de interés elevados no generan ninguna acción positiva en la inflación, ya que ésta viene de fuera, mientras que los tipos de interés solo afectan internamente. Entonces, las decisiones del BCE sólo están consiguiendo estrangular las economías domésticas sin obtener beneficios económicos a cambio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here