¡Bon día, fill de p…!

0
132

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                

    La secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, ha sido la única, aunque no lo ha dicho lo suficientemente alto, que ha reprobado aquel «hijo de puta» que el presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, pronunció después de una discusión que mantuvo con un diputado provincial del PSOE.

      En su defensa Carlos Fabra, que pasa siete pueblos de lo que diga su secretaria general nacional, ha dicho que eso de decir «hijo de puta» es una frase bastante corriente en su provincia.

     La verdad es que estas cosas ocurren cuando a los políticos no se les exige que empleen un lenguaje correcto y un pronunciamiento respetuoso hacia los demás. Sin ir más lejos hemos pasado de reírle las gracias a Federico Trillo, cuando pronunció aquel «manda huevos» tan coloquial a llamarle hijo de puta a otra persona y justificarlo diciendo que esto es lo cotidiano y normal en la provincia de Castellón. Está visto que lo que no es correcto no debe ser motivo de risa. Luego pasan estas cosas.

     Yo la verdad es que he estado poco en Castellón, en realidad una sola vez, y no vi que la gente se saludara diciendo: ¡Que tal hijo de puta! ¿Cómo estas, hijo de puta? ¡Hola, hijo de puta! ¡Buenos días, hijo de puta! Tampoco en el restaurante en que almorcé se dirigió a mí el camarero preguntándome: ¿Qué desea comer, hijo de puta? Nada de eso presencié.

      La verdad es que esto solo demuestra una falta de educación y de respeto no solamente ya hacia la persona con lo cual estás en desacuerdo sino a sus familiares, que nada tienen que ver en la refriega. A lo mejor lo que Fabra ha querido decir es que esta frase es corriente en la provincia de Castellón entre los maleducados y los prepotentes como él.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here