Cultura

Honor de los vencidos. Antología (1972-2006). Luis Antonio de Villena. Fondo de Cultura Económica. (Edición, selección y prólogo Martín Rodríguez-Gaona).

  

            Honor de los vencidos. Antología (1972-2006). Luis Antonio de Villena. Fondo de Cultura Económica. (Edición, selección y prólogo Martín Rodríguez-Gaona).

          La poesía de Luis Antonio de Villena ha recibido el reconocimiento de la crítica en varias ocasiones. No pocos “encasillan” al prolífico autor como poeta, aunque también ha realizado numerosas incursiones en el ensayo, la novela, el periodismo y la traducción. Quizá porque casi todo el material literario del escritor tiene un aroma lírico, unos tintes poéticos, unas metáforas y unos símbolos permanentes que hacen de su obra un totum de marcado carácter.

            En la presente ocasión la antología abarca toda su labor en este área de la Literatura (que en realidad no tiene fronteras), exceptuando dos libros: Sublime solarium y Syrtes, obras de temprana juventud del artista, siendo la aliteración intencionada.

            Hacemos mención a la ausencia de límites, vallas o separaciones entre los estilos literarios y nos remitimos no sólo a la existencia de escritores, como el que ahora nos ocupa, que las abarcan todas, sino, sobre todo a que los “géneros” se funden y dan lugar a híbridos. Éstos, al margen de clasificaciones, no son sino Literatura en fin. Y en este punto la poesía de Villena es un claro ejemplo. No sólo por su tendencia al verso libre o prosa poética en sus últimas creaciones, sino también por el acento muchas veces cotidiano y narrativo de sus estrofas.

            Con ligeras asonancias en algunos casos, con ritmos muy musicales casi siempre, con libertad absoluta o constreñido a veces a formas clásicas, el conjunto de su obra nos entrega todo su sentir, su universo. Una obra que a pesar de sus fases como pueden ser el canto del ideal clásico, el desengaño del hombre y la amistad, la reclamación social, la carta a la madre, el desencanto del bello, la tendencia artística y vital a la belleza y otras y no siempre en este orden, siempre presenta una unidad, una cohesión interna que habla de la sinceridad del autor en cada verso.

            Influenciado por el esplendor libertario del Madrid de los ochenta y convencido del valor absoluto de la libertad, la belleza, el arte, y el conocimiento en estado puro, se respiran melancolía y anhelo continuo en sus versos, así como una rebeldía contra el orden de lo impuesto y la moral de los “bienpensantes” que le han juzgado y oprimido directa o socialmente. De muchas piezas parece salir, al final, un bello desnudo que abandonando la habitación y la última línea, deja ese aire cálido que ya se hace frío, esa imposible juventud eterna y esa belleza inasible y efímera que sabe a otoño y a ceniza. El esquema que se repite es el de la vista-deseo-tacto-despedida-desengaño-melancolía-soledad. Pero en todo ello está la carne, la vida, el sentir de Luis Antonio de Villena, probador de cuerpos esplendentes y buscador de quimeras. En definitiva, poeta.

 

            “…y Miguel vuela hacia el techo, / angélico y desnudo, / como las aves de Tiro y de Sidón…” CENANDO EN EL RITZ.

            “…todo ello está diciendo, a gritos, / que te lleve a la cama (ojos claros, serenos) aunque / imagino ya el dineral corsario que pedirás por eso…”  UN MADRIGAL NUEVO.

            “Como toda la vida, la tuya ha dejado un inútil reguero. / Ceniza de verdad y cenizas simbólicas. Sombra sólo. / Pasa el olvido, de mano en mano, rotundo y poderoso” TESTAMENTO (In memoriam).

 

            La antología es magnífica y cuenta con tres aciertos innegables. En primer lugar un iluminado análisis de la poesía del autor, con sus períodos, sus libros y sus temáticas. En segundo lugar una selección muy adecuada, a nuestro entender, de poemas para dar a conocer el mundo lírico de Villena. Finalmente la presentación: una ausencia total de división y clasificación de poemas. No se indica de qué libro proceden ni la fecha de su autoría, si bien están expuestos cronológicamente según fueron escritos y no según fueron publicados, lo que es claramente un mejor criterio que respeta la evolución del autor por encima de las comercialidades. De esta forma se lee la obra como un todo, sin duda lo que en realidad es la labor poética de Luis Antonio.

Libro homogéneo, preciosista y conspicuo.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario