Economía

Refundemos, que algo queda

¡Alegraos, hermanos proletarios del mundo!, ¡uy, perdón! Se me olvidaba que proletario es un concepto obsoleto y que no se puede utilizar en los canales bien pensantes, entonces, ¡alegraos, hermanos!, no, no, tampoco, que entonces tendría un cariz religioso, quedémonos, por tanto, con ¡alegraos amigos globalizados!

Alegraos porque este diciembre los países más importantes del mundo se reunirán y refundarán el capitalismo, para bien de toda la humanidad, o al menos para bien de esos países reunidos, que sólo faltaría que no buscaran su propio bien.

Y es que la culpa de todo la tiene Felipe González que fue el que inició este afán refundador que se ha apoderado del mundo. Después siguió Adolfo Suárez refundando el centro político, sí, ese centro que ahora ocupa, o dice ocupar, el Partido Popular, el cuál también se refundó bajo la tutela de Aznar.

Pues ahora resulta que quieren refundar el capitalismo, como si hiciera falta refundar un concepto tan claro y evidente. Porque el capitalismo se basa en cuatro pilares básicos: la propiedad privada, la seguridad jurídica, el libre comercio, y la regulación pública.

Y esos cuatro pilares no deben de ser refundados, aunque sí respetados. Por lo que deberían de cambiar el concepto de la cumbre de este diciembre y en lugar de refundar el capitalismo deberían hacer algo así como ‘volver a respetar los pilares del capitalismo’.

Porque en los últimos años se ha respetado la propiedad privada, sin duda, se ha mantenido la seguridad jurídica, a duras penas, se ha buscado el libre comercio, según se mire, pero se ha olvidado el cuarto pilar, la regulación pública.

Y el capitalismo, como los edificios, necesitan sus cuatro pilares para sostenerse en pie, por lo que tendremos que volver a recuperar el cuarto pilar. Los gobiernos, verdaderos causantes de la crisis financiera por su falta de regulación, tendrán que volver a tomar las riendas de sus economías nacionales y ponerse de acuerdo entre ellos para gobernar las economías integradas supranacionales para que el capitalismo se vuelva a sostener.

Por cierto, ¿por qué ahora se puede utilizar el concepto capitalismo en lugar de liberalismo económico, cuando hasta hace unos meses era un concepto únicamente comunista? Está claro que los períodos de crisis sacan el comunista que todos llevamos dentro.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario