Sociopolítica

La Educación en la CV

EL CRISOL – Pascual Mogica Costa

Parece ser que en la Comunidad Valenciana las cosas de la Educación se las están tomando en serio. Con todo este cachondeo de impartir la asignatura de Educación para la Ciudadanía en inglés, a lo que hay que añadir la cuestión de los 25.000 alumnos escolarizados en barracones, a más de la falta de profesorado, entre los que se encuentran los especialistas en inglés y algunas carencias más, la verdad es que estábamos todos un tanto preocupados por el progresivo deterioro de la enseñanza en la CV y la dejadez del presidente Camps y de su conseller de Educación Font de Mora.
Pero no hay motivos para tal preocupación. Estamos comprobando como desde la Generalitat Valenciana se están dando los primeros pasos para un reciclaje general que armonice todo el sistema educativo desde sus raíces y que a la vez sirva de punto de partida para que exista una correa de transmisión correcta y eficaz que nos pueda llevar a gozar de una enseñanza de calidad.
Esta iniciativa de la Generalitat se concreta en que ante la avalancha de aspirantes a futuros docentes que se han inscrito este año en el Curso de Aptitud Pedagógica (CAP) en la Universidad de Alicante, han tenido que “escolarizar” a los futuros maestros en lo que ahora se ha dado en llamar, para disimular un poco, “aulas prefabricadas”, que para que todos nos entendamos son esos barracones metálicos que se utilizan en las obras.
La verdad es que esto ya es motivo suficiente para que reine el entusiasmo ya que comoquiera que cada vez está más claro que los barracones que se instalaron para albergar a esos 25.000 estudiantes han ascendido en el escalafón al haber pasado de la categoría de “provisionales” a “definitivos” veo todo un acierto por parte de Consell presidido por Camps, el que a los futuros profesores se les enseñe a familiarizarse con los barracones y así no extrañarán el terreno de juego cuando tengan que impartir clase en dichos habitáculos lo que redundará en un mayor rendimiento. La verdad, es una gozada ver como “prospera” la cosa esta de la Educación en la Comunidad Valenciana.
Por cierto, se dan casos en los que los niños de las grandes ciudades no han visto jamás una vaca, un conejo o una gallina, en vivo y en directo, por lo que en ocasiones les suele sorprender cuando tienen oportunidad de contemplarlas en pleno campo. Lo mismo les sucede a los niños valencianos que han completado su ciclo formativo en los barracones cuando ven un colegio de cemento y ladrillos.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario