Economía

De Leyes Migratorias en Europa y España

 

Inmigración en España - Inmigración sin Xenofobia y Racismo

 

Belisario Rodríguez Garibaldo 

Jurista, Periodista, Sociólogo, Analista Político, Profesor y Escritor 

E-mail: [email protected] 

Web: http://www.pa/secciones/escritores/rodriguez_belisario.html 

 

 

“Patria es la humanidad ” – José Martí

 

Quiero hacer unas consideraciones políticas y jurídicas sobre la reforma migratoria europea, aquella iniciativa que fue promovida por los gobiernos conservadores de Paris (Sarkozy), Berlín (Merkel) y Roma (Berlusconi), así como las derechas en el Parlamento Europeo, es decir el Partido Popular Europeo (conservadores), el Partido Demócrata Europeo (liberales) y el bloque euro-escéptico (contrario a la Unión Europea). En general las izquierdas entonces se opusieron a la iniciativa, es decir el Partido Socialista Europeo, el Partido Verde Europeo (ecologista) y el bloque de izquierdas (comunistas y otros), siendo estos dos últimos de los sectores que más se opusieron en la votación, pero los socialistas fueron aquella vez divididos a la votación parlamentaria, haciendo que la mayoría de derechas aprobara la reforma migratoria.  En España, donde existe mas inmigración iberoamericana y otros países (10% de la población en España: 4 millones de inmigrantes de 40 millones de españoles), la legislación es mas abierta a la inmigración, y el actual gobierno socialista (PSOE) ha sido siempre receptivo a reformas blandas y solidarias para con la inmigración, en contrario al Partido Popular (derecha), que promueve medidas más restrictivas a la inmigración (salvo en campaña electoral en Iberoamérica, para atraer el voto español en el extranjero).

 

Los iberoamericanos teníamos el deber de condenar la aprobación de la reforma a la legislación migratoria europea por parte del Parlamento Europeo, así como promover una reforma legal migratoria más cónsona hacia el futuro. Más debemos recordar que esta será la actual legislación comunitaria europea en materia de migración, pero cada país europeo en particular hará a las respectivas reformas de adecuación legal migratoria necesarias a la nueva legislación comunitaria, y siendo España el país con mayoría de inmigración iberoamericana, pero con un actual gobierno progresista (PSOE) que intentara a llegar a acuerdos y consensos con la comunidad inmigrante e iberoamericana, para poder realizar una reforma cónsona con una realidad migratoria, pero sin dejar de ser solidaria e incluyente. No todos los sectores políticos de Europa ni todos los ciudadanos europeos aprobaron esa medida migratoria del Parlamento Europeo, toda vez que los conservadores tienen posiciones diferentes a los progresistas, así como millones de ciudadanos europeos muchas veces difieren de las políticas de sus gobiernos e instituciones legítimamente electos, por lo cual se impulsan en diversas formas de participación ciudadana.


En términos legales en España, la medida afecta mas al inmigrante ilegal, que entra subrepticiamente por la frontera mediterránea o aeroportuaria solo con visas turísticas (o sin visado) para quedarse al vencer el plazo y que puede ser deportados (y retenidos en el proceso hasta 30 días) si no tramita debidamente su permanencia; pero aquellos que entre legalmente, con visado de estudios o trabajo debidamente obtenidos en las embajadas españolas, que tramitan su residencia (Dirección de Extranjería) y permiso laboral (Ministerio de Trabajo) de acuerdo a la ley, no deben temer a ser deportados. De igual forma entiendo que en la actual legislación española a los iberoamericanos y nor-africanos (por razón de comunidad histórica con España) pueden solicitar la nacionalidad española al acreditar dos años seguidos de residencia legal en España, hasta tres años de residencia legal para otros europeos comunitarios, cinco años de residencia legal para el resto del mundo y hasta solo un año de residencia legal si sé esta casado con cónyuge español(a), el trámite de nacionalidad para hijos y nietos de españoles que nacieron en el exterior, además que el tramite de reagrupación familiar será ahora solamente para traer a cónyuge e hijos desde el extranjero.

 

Hay además transparencia y seguridad jurídica en los procesos de homologación de diplomas extranjeros (Ministerio de Educación), además de que existen para los latinoamericanos e inmigrantes varios incentivos laborales (por áreas laborales), prestaciones sociales complementarias  e incluso de financiación a la micro-empresa, así como capitalización de remesas para inversiones en su país de origen. El residente extranjero que por razones de paro quiera volver a su país de origen, tiene derecho a cobrar su pensión de paro, comprometido entonces a volver en unos cinco años, sin embargo no todos se acogen voluntariamente a la medida, toda vez que siempre estarán aun mejor en España que en sus países de origen en vías de desarrollo, siendo posible volver a encontrar empleo en un determinado tiempo. De igual forma el actual gobierno socialista español hará una obligada adecuación normativa nacional a la recién aprobada legislación europea, pero esta adecuación normativa española probablemente será más abierta, solidaria y blanda que la nueva ley europea, siempre en permanente dialogo de consenso con las asociaciones de inmigrantes en España.


Cabe anotar una variable económica al respecto: España, aun en el contexto de la actual crisis económica mundial, por razones demográficas y socio-económicas, requiere al inmigrante en su economía, en el sector agropecuario, construcción, hosteleria, comercial, servicios, recreativo, milicia, etc. e incluso en ciertas profesiones técnicas y ramas científicas, pero la legislación migratoria y laboral (residencia y permiso laboral) deberá intentar mantener una estabilidad congruente entre la oferta laboral y la demanda laboral extranjera por área y sector, en virtud de que las ofertas laborales de empresas y/o agencias de colocación serán requeridas antes de la aprobación legal de los permisos y residencias laborales. Claro esta, quien entre de forma ilegal puede llegar a ser deportado, en razón que todo gobierno responsable tiene que mantener una política de protección de fronteras y contra la inmigración ilegal, así en Europa como en el resto de los países del mundo. La inmigración, migración y flujos migratorios parece un drama actual del subdesarrollo económico que exporta inmigrantes (y fuga de cerebros) al primer mundo que les requiere, pero realmente no es un fenómeno nuevo, pues las migraciones han existido a lo largo de toda la historia de la humanidad, pues a los ejemplos abundan en la historia humana.

 

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario