Sociopolítica

Anécdotas

Era una tarde de domingo tontorrona, así que me dio por zambullirme en eso de las redes sociales, sin demasiada convicción porque no entiendo mucho de estos temas que están ahora de moda, me invito mi prima a darme de alta y me encontré con una ex compañera de la infancia, días después me encontré con una ex compañera de la radio.

Esto de reencontrarse gracias a la red es hermoso, aunque la red siempre es causa de malas noticias porque amparándose en el anonimato el mal puede expandirse sin problemas y sin levantar sospechas.

En la red hay de todo pero nuestra pasión humana por el morbo hace que nos recreemos siempre la malignidad humana que abunda en todos los órdenes de la vida ,como lo hacen la corrupción ,la envidia, el trepismo desmedido ,la codicia y otras tantas cuestiones negativas que son innumerables y dejo a la libre elección del lector.

Sinceramente me quedo con el lado bonito, agradable y sano del reencuentro con gente que guarda algún recuerdo positivo de la persona aun a pesar del paso del tiempo que no siempre es benévolo con la imagen que los demás guardan de nosotros.

Y es que las tardes tontas de domingo tienen mucho peligro, ya se sabe que los reencuentros tienen lado sentimental, sensible y absorbente porque los recuerdos no siempre son buenos y piensan en algunos casos.

Pero en la red no todo es malo gracias a dios y te puedes llevar alguna sorpresa agradable aunque tengas que emplear algún rato en poner al día a algún viejo amigo de los derroteros que tomo tu vida desde la última vez que os encontrasteis.

Este tipo de cosas agradables no son noticia, lo es solo la cara oscura de la red que es muy grande y difícilmente controlable, hasta se ha mudado a la red el famoso timo vetusto del nigeriano que creía tan olvidado como las misas en latín.

Lo que más me gusto de mi introducción en las redes sociales es la grata posibilidad de apoyar aquellas causas que me llaman la atención o simplemente coinciden con las inquietudes personales que uno tenga en cada momento, es una manera cómoda de movilizarse socialmente que tal como están los tiempos, conviene tomar conciencia de las cosas que suceden alrededor.

Después de todo internet servirá para agitar nuestras anestesiadas conciencias gracias a eso la gente tiene donde patalear porque en tiempos de crisis, es una de las pocas salidas que nos quedan a aquellos que no tenemos ningún tipo de poder político, ni mediático, ni mucho menos financiero.

Internet es una ventana de aire fresco en tiempos de uniformidad mental, mientras los medios solo airean la parte negativa que es lo que mas vende.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario