Sociopolítica

La gamberrada del año

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                

     Según el Diccionario de la Lengua Española, la palabra “gamberrada” nos dice en su contenido que se trata de producir una acción dañina, molesta o escandalosa para otras personas.

      No se si se otorgará un premio a la gamberrada del año tal y como se hace con otros aspectos o actitudes dentro de la sociedad que marcan los nuevos tiempos, hoy hay premios para todo y para todos, hasta los hay para el mejor graffiti con todo lo que se dijo, y se sigue diciendo, sobre los que los pintan,  pero si este premio existiera para premiar a la mejor gamberrada del año este se le debería conceder a la Consellería de Educación de la Generalitat Valenciana por su “brillante” actuación en todo lo concerniente a la Educación para la Ciudadanía (EpC).

     Todo el contenido de la palabra “gamberrada” se ha puesto en práctica por parte del conseller de Educación, el ya célebre Alejandro Font de Mora, bajo la dirección del presidente de la Generalitat Valenciana, Francesc Camps. Se han dañado los intereses de los alumnos que estudian esta asignatura haciéndoles perder todo un trimestre y casi con seguridad el resto del curso en todo lo referente a esta materia. Sabido es que cuando un curso escolar comienza mal, como en este caso en concreto, suele acabar igual de mal o peor. Se han causado muchas molestias a toda la comunidad educativa y se ha creado una situación escandalosa con tantas órdenes de la Consellería de Educación para que la EpC se impartiera obligatoriamente en inglés para posteriormente permitir que se pudiera impartir también en valenciano y como remate y ya dentro de la cuarta circular de la Consellería, dando órdenes y contraórdenes, dar el conseller marcha atrás y anular la obligatoriedad de que la EpC sea impartida en inglés, para lo que queda de curso. Para el próximo ya se verá.  

      Puede que alguien pueda tener la sensación después de haber leído lo anteriormente escrito y pueda pensar que lo dicho resulte un tanto frívolo, pero aquí la única frivolidad que se ve y se siente es la empleada por Francesc Camps, que al parecer aún no se ha dado cuenta de que en todo lo concerniente a la formación de las personas no cabe ningún tipo de veleidad.

     En cualquier caso y si se considera que hay que instituir un premio a la gamberrada del año, mi voto es para la Generalitat Valenciana por su insuperable actuación en lo de la EpC.

                                   

                                                 

   

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario