La agricultura española y el devastador Zapatero

2
169

Al escribir éste artículo recuerdo el dicho sobre las devastaciones del caudillo huno (Atila) y del que se decía que… “donde pisaba su caballo no volvía a crecer la yerba”. Algo parecido ya va ocurriendo en España, por tanto “algún nuevo bárbaro galopa sobre terrenos fértiles y va desertizándolos a su paso”.

Para justificar lo que digo, no hay nada más que recordar el constante grito clamoroso del campo español, del agro y la ganadería; puesto que los quejidos (“ya aullidos desesperados en muchos casos”) son constantes y desde hace bastantes años. De acuerdo que el quejarse, es de siempre una letanía campesina y ganadera; pero por lo que estamos viendo con claridad (y que no necesito recordar por ser archiconocido) es que de las pocas cosas propias que tiene España, alguien y desde dentro de la misma; las está devastando.

Vivo en medio de lo que se denomina ya… “un mar de olivos”, de los que en España (Andalucía) somos los mayores productores de todo el mundo de “aceite de aceituna”… pues bien, aquí y cuando se acaben las subvenciones; o antes… dicen que van a tener que arrancar “medio olivar”. El único bosque inmenso y bien cuidado que tiene el sur de Europa. Y pese a las cantinelas del “recalentamiento planetario”; será devastado por cuanto ningún gobierno de España (y este menos) se ha preocupado de esta enorme riqueza y de la que gran mayoría de árboles… fueron plantados por los abuelos de nuestros abuelos. No hay “comunión” entre olivareros y gobiernos y por lo que sea… “uno de los escasos petróleos que tiene España, corre peligro y pese a haberse reconocido como oro verde”; lo que demuestra la inutilidad de los gobiernos… en parte (y hay que reconocerlo) por la inutilidad del gremio olivarero… pero en su defensa hay que reconocer su impotencia; “el gobierno va a lo suyo”.

Leche: se dice que España no produce siquiera la que tiene que consumir; por lo que hay que importarla, mientras aquí las granjas lecheras tienen que cerrar, por múltiples abusos, irregularidades, o inutilidades políticas que les han obligado a ello.

Los granjeros o ganaderos que producen carne, está resultando otra odisea y la hemos visto en múltiples ocasiones en los clamores públicos, de otros indefensos españoles, que exprimidos a impuestos, sólo les queda “el recurso del pataleo”.

Cuando esto escribo, recibo un comunicado que afirma cuanto sigue:

“AES se opone a la liberalización agraria de la UE con Marruecos. Quiere denunciar la falta de atención que el gobierno está mostrando con respecto a los problemas del campo en los procesos negociadores en el seno de la Unión. Tiene que recordar las numerosas denuncias que ha realizado COAG con respecto a la caída del empleo agrario, en torno a un 10%, si esta decisión se lleva adelante. No entiende como en unos momentos de crisis como los actuales este tema no se ha abordado con seriedad tanto por parte del gobierno como de los partidos políticos que están sentados en Estrasburgo. Espera que el gobierno se ponga al lado de los agricultores y no al lado de las pretensiones de Marruecos. Quiere subrayar el hecho de que José Luís Rodríguez Zapatero se presentó como valedor del reino marroquí ante la UE”.

O sea, que el nefasto y devastador Zapatero, defiende los intereses de “nuestros queridos vecinos del sur”; en detrimento de los que le estamos pagando su vida palaciega en la Moncloa… “vamos como para bombardearlo con cargas de tomates maduros, lechugas, berenjenas y otros productos del agro español”.

Pero… ¿Qué tienen estos socialistas con el sátrapa marroquí?… Siempre me intrigó que tras la masacre de Madrid y tomada posesión del Gobierno; el mentado Zapatero, la primera visita que hizo al exterior fue al sultán marroquí… y allí están los jerarcas del gobierno central y su virreinato del Sur, cada dos por tres, les dan dinero a porrillo, les dan lo que sea… “no sé si ya le pagamos el fregado de las jaimas”… ¿por qué será todo ello… si de allí no nos llegan nada más que problemas? ¿Lo sabremos alguna vez?… creo que no; como tampoco sabremos quienes ordenaron la masacre de Madrid… “cosas de esta patria mía, casi siempre tan pésimamente gobernada”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here