Ciencia

“Mi truco son las curas de aceite de aceituna”

Esta frase fue espontánea y la pronunció recientemente la bellísima María Valverde, protagonista en varias películas de actualidad; debo decir que ella emplea el equivocado término de “aceite de oliva”; pero yo insisto en que si decimos zumo de naranja y no de naranjo, a ese zumo graso y magnífico, único aceite que naturalmente y por presión obtenemos de la aceituna, debe denominarse, “de aceituna”.

Sus palabras textuales y que publica una revista que leen millones de lectores (XL Semanal 28-12-2008) fueron las siguientes; en respuesta a la belleza de su rostro: “me hago una cura de aceite de oliva en el rostro un par de veces a la semana. Lo aplico poco a poco con un masaje y lo dejo toda la noche. Es un truco que usaba mi bisabuela y que le va muy bien a mi cutis seco”. O sea y más concluyente; que esta bellísima mujer, vuelve a lo natural, a lo ancestral (si se quiere) a lo que en realidad es y significa el… “aceite virgen de aceituna”; a ese maravilloso producto natural, que es en sí mismo una valiosísima materia prima, puesto que es alimento, medicina, cosmética y tiene empleo igualmente en múltiples aplicaciones de la industria, sobre todo la alimentaria.

Mi propia abuela lo empleaba en cuidar su largo y siempre bien cuidado cabello; puesto que ese aceite no sólo lo limpia, sino que lo protege y fortalece.

Mi esposa, suele poner unos 25/30 centímetros cúbicos, en la primera agua caliente que ha caído en la bañera (unos cuatro cinco litros) y emulsionándo; batiéndolo con agilidad y con las propias manos, desaparece en la misma convertido en microscópicas partículas; que luego se van mezclando con el resto del agua que va cayendo para tomar un baño. Luego se enjabona con jabón de aceite de aceituna (el mejor del mundo) o un gel igualmente del mismo aceite y se aclara con ese agua; después una ligera ducha y tras secarse… su piel ha cambiado totalmente; desaparecen picores, escamas e impurezas… simplemente pruébelo puesto que es apto para hombres e igualmente o mucho más, para los niños y bebés y además es… ¡Económico!

Pero es más; en caso de emergencia bien por una quemadura o por una intoxicación cáustica; en el primero de los casos; unte bien de aceite (siempre crudo) la parte quemada, por lo menos mitigará el dolor e impedirá que la quemadura se extienda más, mientras llega a donde le atiendan mejor. Y en caso de imprudencia de algún niño que haya bebido algo venenoso; simplemente tápele la nariz y hágale beber todo el aceite crudo que pueda… le producirá un vómito y le salvará la vida, puesto que ese aceite, primero le aísla las mucosas del aparato digestivo y luego le produce el vómito salvador. Bueno pues así, las aplicaciones son infinitas; puesto que del aceite de aceituna ya usado en la freidora, se puede lograr un magnífico jabón para todo uso; no igual que si lo hace con aceite crudo, pero muy bueno de todas formas… yo y desde niño lo empleo en el aseo de mis partes íntimas; puesto que limpia, engrasa y desinfecta. La fórmula para hacer jabón es sencilla… pregúntela en la droguería; seguro que también está en la red de Internet y se puede hacer en frío y en un barreño pequeño.

No digamos su insustituible utilidad para conservar cualquier tipo de alimento que se preste a ello (embutidos, jamones, quesos, conservas de pescado, verduras, etc.) y si nos vamos a mayores “alturas”; los judíos han logrado el más resistente y mejor lubricante para motores de altísimo rendimiento y que con técnica alemana, logran el mejor conseguido de los lubricantes para motores y aparatos de la técnica espacial o más avanzada y moderna, para motores que necesitan que los aceites necesarios para su engrase, no degeneren… y sólo estoy hablando del aceite de aceituna.

Y este aceite o grasa (única natural puesto que es un zumo) no es alto de precio; no altera significativamente, el presupuesto de la bolsa de la compra; téngalo ello presente, puesto que se trata de su propia salud… es sano alimento y medicina; se malgasta mucho dinero en cosas innecesarias, no olvide ello.

Significando que el olivar en sí, aparte de ser un arbolado ecológico y de hoja perenne; que cultivado, supone hoy en Andalucía el mayor y mejor cuidado bosque de todo el Sur de Europa… tiene otros múltiples recursos, que se van descubriendo poco a poco y que sorprenden cada vez más. No por casualidad, la diosa Palas Atenea se lo ofreció con todo tipo de recomendaciones a los griegos y bajo cuya sombra, se desarrolló gran parte de la sabiduría que aún hoy nos sustenta.

Aquella diosa se lo dijo de una forma parecida a esta… “Os servirá como alimento y medicina, como alimento para vuestros ganados, como combustible para vuestros hogares, como maderas para vuestro mobiliario,  como medicina, como iluminación para vuestros candiles o lámparas… hasta para que vuestros atletas luzcan sus cuerpos en vuestras olimpiadas y sean coronados con ramas de olivo”… el laurel fue romano y vino después, puesto que los romanos fueron los grandes discípulos de aquellos sabios griegos.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario