Sociopolítica

Sobornos, derroches o… ¿cómo calificarlo?

Cualquiera y por tonto que sea, cuándo va a comprar algo se informa de los precios y adquiere lo que sea, al que mejor precio le dé dentro de la calidad que busca. Si lo que va a adquirir es de cierta importancia, lo normal es primero informarse de la seriedad del posible proveedor o proveedores y pedir presupuestos, para lograr un buen servicio y al menor costo posible; aquilatando aún más si piensa pagar al contado.

Pues bien; nuestros políticos y en gran cantidad o es que son tontos en grado superlativo, o buscan sobornos o quizá también y por los motivos que sean, no miran mucho los precios y emplean el dinero público, como si fuese inagotable.

Me refiero a uno de tantos casos escandalosos y que afecta a Galicia y a su primer mandatario, el que como “dueño y señor” de un campo petrolífero inagotable; ha hecho compras (que sepamos) demasiado escandalosas; pese a lo cual, este individuo se lanza a la reelección del cargo, como si nada hubiese ocurrido.

Puesto que si un “jefecillo” de un territorio minúsculo, se compra un automóvil (ya tenía varios de alto precio) y por el paga 480.000 euros; o sea mucho más que los Estados Unidos han pagado para el automóvil de su presidente; este hecho sólo, ya merece el repudio y que tal derrochador, se vaya a su casa y que allí disponga de lo suyo como mejor le venga en gana. Pero es que este inescrupuloso derrochador, ha gastado en obras para remodelar su despacho y anexos, que ocupan el enorme espacio de quinientos cincuenta metros cuadrados; la friolera de dos millones doscientos mil euros. Los muebles del despacho han costado 200.000 euros (más de 33 millones de pesetas). Aparte en un pazo o castillo, al servicio del “pequeño reyezuelo” y sólo en el sótano, se gasta casi cuatro millones más de euros (3.928.432,56) y así lo publica ABC del 8 y 20-2-09. Publica una foto del tal despacho y asombra que algo tan funcional, cueste tanto.

No acaba ahí el derroche. Malgasta 170.212 euros (casi treinta millones de pesetas) en “un ventanal que se hace opaco con un mando a distancia”. Desde el mismo se verá un estanque, que costará otros 46.500 euros. También y para tan regias posaderas, así como las de los miembros de su gabinete; han adquirido sillas de diseño que han costado 2.269 euros… ¡¡Cada una!! Y así lo publica ABC del 3-2-09.

No, no acaba aquí esto… “lo que sea”; puesto que se hace instalar un suelo en la sala del Consejo, cuyo costo es la friolera de 406 euros el metro cuadrado; y que en total ha costado 113.803 euros (casi veinte millones de pesetas) (ABC 4-2-09). No entremos en asesores y demás cargas innecesarias y que sería el nunca acabar.

Tampoco hablemos desde el actual y nefasto Presidente Zapatero y de todos los ministros, que igualmente han derrochado cantidades enormes y que la prensa ha ido publicando a medida que han sido descubiertas; lo que nos da pie a pensar la cantidad de otras que han quedado ocultas.

Cuando esto escribo se estima ya en alrededor de cuatro millones de parados y cuya cifra aumenta entre seis o siete mil, cada día que amanece. El empobrecimiento avanza como un maremoto y las angustias familiares van en las espumas de esa metáfora que significo con “el terremoto marítimo”. Y la pregunta es lógica y sangrante al mismo tiempo. ¿Cuánta riqueza y puestos de trabajo se hubiesen creado si todo ese inmenso derroche que ha habido y sigue habiendo en España, se hubiese empleado en empresas y trabajos verdaderamente creadores de riqueza aumentativa?

Y ahora viene lo que justifica mi titular y que puede aclarar mucho de lo que se ha malgastado sin control alguno; puesto que debiera existir un control estricto, para cualquier destino del dinero del contribuyente.

“El empresario “infló” los precios del montaje de Eurotelecom 90 para pagar posteriormente una comisión al alto cargo del Ministerio de Transoportes y Telecomunicaciones que organizaba dicho evento”. La comisión de este hecho, que ha sido juzgado y condenado, sumó cincuenta millones de pesetas de las de hace diecinueve años (1990) y así lo detalla, el diario ABC del 19-02-2009; el que incluso refleja en los plazos en que se pagan esas comisiones… “a quién fuere el sobornado”.

Invito a meditar sobre todos estos hechos y que nos dicen claramente, la situación de corrupción general que ya sale por todas las fronteras españolas y en la indefensión en que nos encontramos; pues aquí todo sigue… “como si no pasara nada”.

Y los políticos irresponsables, quieren decirnos que la crisis nos ha venido desde el otro lado del océano… ni mucho menos, el empobrecimiento que hoy soportamos, viene principalmente de la horrible administración del dinero público; puesto que si se hubiese empleado con lógica, la situación sería infinitamente mejor que la que padecemos hoy y que empeorará mucho más… y si no, al tiempo.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario