Entrevista a Ángel Benito, director del museo Ulpiano Checa, con motivo de la reapertura de la institución el próximo lunes 9 de marzo.

0
59
Citas 2020

 

Alineación para la carrera
Alineación para la carrera

 

 

El Museo Ulpiano Checa en Colmenar de Oreja (Madrid) se inaugurará, tras haber cerrado sus puertas en 2006, el próximo 9 de marzo a las 11:00 horas. El evento contará con la presencia de la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Doña Esperanza Aguirre y de la Alcaldesa de Colmenar de Oreja, Doña Pilar Algovia.

Ángel Benito, director del Museo Ulpiano Checa afirmó, en la presentación de una de las exposiciones en las que se expuso parte del fondo del museo durante su cierre (acogida por Calcografía dentro del edificio del Museo de Bellas Artes de San Fernando), que Checa fue un pintor vitalista, políglota, viajero, cosmopolita y muy influenciado por la literatura y añadió que su pintura orientalista es muy diferente a la que hiciera Fortuny. Una visión que, en su brevedad impresionista, resulta muy completa con respecto a este autor muy apreciado por sus contemporáneos, y cuyos cuadros cotizaron muy alto. Su gusto, marcadamente finisecular en su orientalismo y en su técnica, fue admirado en su tiempo, aunque después no ha gozado de la misma popularidad ni su nombre es tan conocido como el de autores posteriores que fueron más vanguardistas. En algunos aspectos, su obra podría enlazarse con los prerrafaelitas y los simbolistas; en otros con el historicismo de Rosales; a veces con la obra clásica de Alma Tadema; pero tiene un carácter propio que la singulariza y la vuelve especialmente española y valiosa. Aún hoy sus atmósferas atrapan al espectador, el polvo levantado en el desierto por los camellos parecen ahogar nuestra respiración y la luz que atraviesa los arcos del Coliseo invadir la estancia. El Museo de Colmenar de Oreja contiene numerosas obras del pintor, y fue constituido gracias a las donaciones de sus hijos.

El museo había sido ampliado ya anteriormente: en 1994 se conseguían trescientos metros cuadrados más, levantándose un edificio contiguo al ya existente para dar cabida al salón de actos, por ejemplo. Sin embargo, gracias a las nuevas adquisiciones de la institución, esto no era suficiente y las últimas obras realizadas no sólo han ganado espacios sino que han permitido al museo abordar nuevas funciones y actividades como biblioteca, almacén o sala de restauración.

– ELLIBREPENSADOR: El museo cerró sus puertas al público en 2006, más de dos años desde que la colección saliera de viaje para varias exposiciones. ¿Cómo se siente? ¿Aliviado, ilusionado, nervioso?

– ÁNGEL BENITO: Sobre todo preocupado, porque la apuesta museográfica que se ha hecho no es, precisamente, convencional. El Museo presenta alguna sorpresa en decoración de las salas, iluminación, cartelas, recorridos… Y aunque se ha puesto muchísimo trabajo en todo ello, la verdad es que el montaje se ha realizado con medios muy limitados. La obra expuesta, por lo demás, es muy representativa de la variadísima obra de Checa. Hay óleo, acuarela, escultura, litografías, fotografías, objetos, etc. que dan una visión exacta de la riqueza artística de Checa.

– EL: ¿Por qué cree que un pintor de tan alta calidad artística, de tal dominio técnico e impacto de la imagen no es más conocido entre el público español?

– AB: Fundamentalmente porque, tras conseguir la medalla de oro en la Exposición Nacional de Bellas Artes de Madrid en 1887 con su famosa obra “La invasión de los bárbaros”, Checa no prestó demasiado interés al mercado de arte español. A pesar de haber obtenido la condecoración de Carlos III, Checa nunca expuso en España, ni envió obra a nuestra patria. Además, una vez que fijó su residencia en París y en Bagneres de Bigorre, fue considerado en España como un pintor francés, por lo que no mereció ningún apoyo del entorno artístico oficial.

– EL: ¿Han pensado en realizar alguna actividad conjunta con la iglesia de Colmenar, donde Ulpiano dejó también su sello?

– AB: El patrimonio pictórico de Colmenar de Oreja tiene varios centros de interés. En primer lugar, por supuesto, la colección de obras de Ulpiano Checa en el Museo, que tienen su continuidad en los tres magníficos murales de la Iglesia de Santa María La Mayor, donde también pueden admirarse, detrás del altar mayor, los restos de los murales de otro insigne pintor de nuestra ciudad, Isidoro Arredondo ( s. XVII). El patrimonio se completará con una visita al Convento de las Agustinas Recoletas, obra de Fray Lorenzo de San Nicolás, en cuya iglesia existe una valiosa colección de lienzos del barroco madrileño, obra de Matías de Torres. Por tanto, la Oficina de Turismo de Colmenar de Oreja propondrá a los visitantes que realicen el recorrido completo a estos tres centros.

– EL: De todos los cuadros, ¿cuál se llevaría a casa?

– AB: Ninguno, porque no me cabe ninguna duda de que el mejor lugar donde pueden estar los cuadros en general y los de Checa en particular, es en un Museo.

– EL: Por traer un tema muy actual, tras los últimos debates sobre El coloso, en el Museo del Prado, ¿ha habido alguna vez dudas sobre la autenticidad de alguno de los lienzos?

– AB: Sobre la obra que contiene el Museo Ulpiano Checa, ninguna. No obstante, el propio Checa ya publicó una nota en la prensa española de 1905 alertando sobre la existencia de cuadros firmados con su nombre y debidos a una mano distinta a la suya. En los últimos años he detectado obras que, sin serlo, se han atribuido a Checa en diferentes casas de subastas de todo el mundo, a quienes me dirigí para que, o retiraran la obra, o para que omitiesen la autoría de Checa. En otros casos son las propias galerías y casas de subasta las que se dirigen al Museo para autentificar ciertas obras.

– EL: ¿Qué artículos podrán adquirirse en el Museo Ulpiano como recuerdo de la visita?

– AB: Inicialmente, láminas con reproducciones de obras de Checa y catálogos de su obra.

– EL: Pongámonos prácticos, ¿cómo será la campaña de publicidad para promocionar el museo?, ¿cuánto costará la entrada?, ¿cuáles serán sus horarios?

– AB: El Museo abrirá sus puertas de martes a domingo, en horario de mañana y tarde. El precio de la entrada será de 2 euros, aunque para niños, jubilados, grupos y familias numerosas la entrada será de 1 euro.

– EL: Dénos tres motivos por los que deberíamos acercarnos a ver este ampliado y enriquecido museo.

– AB: Primero, por la calidad de las obras que exhibe. Es, posiblemente, la mejor colección que existe en España dedicada a un solo artista, con obra muy variada en técnicas, formatos, estilos, recursos… Es, por otra parte, un museo muy didáctico y de muy fácil comprensión, que, con toda seguridad, va a entusiasmar a cualquier tipo de público. Está concebido para que las familias, los escolares y las personas sin excesivos conocimientos de arte, disfruten del Museo. Y, por último, porque una visita al Museo significa una visita a la ciudad de Colmenar de Oreja que causará una gratísima sorpresa para quienes nos visiten.

Salida para la fantasía I

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here