Economía

Spain is different (Campaña “Made in/Made by Spain”)

flamenco4

Los estereotipos quedan enraizados en cada cultura hasta el fin de los tiempos, y tan complejo es la formación de los mismos como imposible su eliminación, porque basta la más mínima reincidencia para volver a caer en el estereotipo, el cuál se multiplica de manera exponencial cuando la propia sociedad que lo sufre lo aplaude, como si fuera algo diferenciador, algo positivo.

Y digo yo que el estereotipo alemán de trabajadores eficientes es bueno, y supongo que el estereotipo de los franceses de glamour y elegancia es bueno, pero, ¿qué me explique alguien si el estereotipo español de toros y flamenco es bueno?

Pues bien, contra ello quiere luchar el Instituto de Comercio Exterior español lanzando la campaña “Made in/Made by Spain” en Estados Unidos, con la intención de aprovecharse del Plan Obama, y hacer que las subvenciones del gobierno estadounidense en materia de infraestructuras y energías renovables recaigan en empresas españolas, las cuáles lideran el sector a nivel mundial.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, y bien a las claras lo deja el semanario “The Economist”, con el que se puede estar más o menos de acuerdo, pero que no deja de ser un referente ideológico y económio.

En un artículo publicado en su último número, el semanario analiza el gran esfuerzo que está realizando el gobierno español por relanzar a sus empresas en Estados Unidos, y lo hace desde un punto de vista muy pesimista, fundamentado en los siguientes puntos:

1. El beneficio se quedará en Estados Unidos: Aunque los contratos sean firmados por empresas españolas, los trabajadores serán estadounidenses, y no españoles, así como los impuestos pagados serán en Estados Unidos y no en España, por lo que el beneficio real que recibirá la sociedad española será puramente residual.

2. Autocompetencia: Las empresas españolas compiten entre sí por lograr los contratos, por lo que no tiene sentido que vayan todas bajo una misma bandera, la bandera española, porque al final tendrán que competir por los mismos contratos.

3. Desconocimiento de España en Estados Unidos: En general, España no es conocida por el ciudadano medio estadounidense, el cuál no reconoce la marca España. “The Economist” ofrece un dato escalofriante: “el 40% de los estadounidenses creen que Plácido Domingo es italiano”.

Durante muchos años el pueblo español se ha vanagloriado de aquello de “Spain is different”, como si fuera algo bueno, pero mientras construíamos ese estereotipo, otros conferían valor añadido a nuestros productos y generaban imagen de marca en el mercado más importante del mundo: Estados Unidos.

Son ciertas las críticas, o el análisis pesimista, que hace “The Economist”, pero también es cierto que hay que aplaudir todas las campañas de este tipo, que consigan mejorar la imagen de nuestro país a nivel internacional.

Artículo Completo de “The Economist”: Big in America?

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario