Economía

Planear la búsqueda

Para los que se han quedado sin trabajo o temen que va a pasar en breve, es momento de asumir esa nueva situación y comenzar a construir la siguiente vida profesional preparando el terreno cuanto antes.

En primer lugar, hay que ser positivos y mirar hacia el futuro con optimismo y sin miedo. Las cosas pasan por algo y no se hace nada con darle vueltas a lo que ha pasado; eso no ayuda en absoluto, sino todo lo contrario, porque el buscarle respuestas no permite avanzar y centrarse en el futuro profesional. El despido es ya algo pasado, que no tiene vuelta atrás. Es “un palo” pero hay que asumirlo y superarlo. Conforme vayan pasando los días, se empezará a ver la vida de otra forma.

Seguidamente, hay que plantearse los objetivos a alcanzar y las medidas a seguir para poder alcanzarlos. Será fundamental identificar el tipo de trabajo o puesto al que se quiere acudir y las condiciones aceptables, el tipo de organizaciones de interés. Igualmente, serás de vital importancia tener claro qué es lo que se quiere o busca a nivel profesional para evitarse perder el tiempo. En caso de que tener dudas, ayudará para aclararse hacer una lluvia de ideas personal identificando lo que queréis y no queréis, plasmándolas por escrito. A partir de ahí, se pueden empezar a desechar unas cuantas buscando los argumentos negativos, si son mayores que los positivos y así, quedarse con las que mejor encajen.

No habrá que olvidar que es uno mismo el que tiene que estar convencido para poder alcanzar aquello que se plantee como meta a conseguir. Una vez definido esto, será el momento de ponerse manos a la obra de cara a analizar qué falta para poder alcanzar ese trabajo que se desea poniéndose a ello lo antes posible para estar preparado cuanto antes. Será precisamente el momento de formarse y reciclarse en el área que se desee y más importante, se necesite para optar al tipo de puestos o sectores que se busque.

Hay que ser ambiciosos preparándose a conciencia. Precisamente en estos momentos más que nunca hay más competencia de candidatos ante un número menor de puestos de trabajo y eso hace que se tengan que jugar las cartas de forma excepcional para no dejar pasar el momento.

Por ello, será fundamental prestar especial atención al CV, acoplándolo de forma específica a cada puesto y organización a la que se envíe, resaltando el valor añadido que se puede aportar a las empresas. Así que es fundamental plasmar de forma magistral los logros de los que se es capaz de alcanzar para que los buscadores de personal estén plenamente convencidos. Pero además, debe resaltar sobre los demás y hacer que no pase desapercibido.

Será el momento para mejorar las carencias y convertir estas en más argumentos positivos. Se ha de potenciar “la marca personal propia” adquiriendo una reputación. Adicionalmente, ayudará el poder contar con personas que puedan dar referencias de la trayectoria profesional de uno, que aunque no sea determinante, si puede ayudar. Hoy en día, todo cuenta.

Pero no hay que quedarse ahí. También habrá que potenciar al máximo la red de contactos y hacer un “networking” a conciencia de cara a captar nuevos, que ayuden a poder alcanzar el trabajo deseado. Hay que dedicarle tiempo e ir consolidando poco a poco los contactos.

Nunca habrá que desechar nuevas alternativas y desarrollar actividades o proyectos, que se puedan considerar como hobby. Aunque parezca mentira, a veces, de ahí pueden surgir alternativas profesionales que sólo hay que saber aprovechar cuando surgen.

Se trata de invertir tiempo en cosas que ahora o en un futuro puedan dar fruto. Eso sí, para recoger beneficios, tendréis que trabajar duro y ser perseverantes. Todo sirve siempre y cuando se sepa sacar el correspondiente partido.

No habrá que olvidar mantener los datos actualizados en tantos sitios como se esté inscrito. Es importante, igualmente, mostrar interés en aquellos procesos en los que se esté participando. En caso de que no obtener el puesto a la primera, conviene no perder el contacto, pues nadie sabe qué puede pasar en el futuro.

Es primordial ser activos y estar constantemente buscando nuevas opciones que ayuden a conseguir trabajo.  Para conseguirlo, habrá que invertir todo el tiempo en reforzar el perfil. El buscar trabajo es un trabajo en si requiere organización para estar preparados y en alerta porque nunca se sabe donde puede surgir nuestra oportunidad.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario