Por la boca vive el pez (La polémica sobre la viabilidad del Sistema de Pensiones)

0
169

2008052961fernandezordoc3b1ezdentro_2008

Por la boca vive el pez, y por la locuacidad yerra, que no muere, porque al hablar lo máximo que se puede conseguir es herir o desestabilizar, pero nunca morir, aunque contradiga al refranero español, al que tanto recurro, y Fernández Ordoñez, el Gobernador del Banco de España ha desestabilizado, voluntariamente o no, y ha sembrado dudas en un campo muy fructífero.

Cualquier atisbo de crisis económica desemboca, inexorablemente, en el debate sobre la viabilidad del Sistema de Pensiones español, es como un círculo vicioso en el que todos retornamos al comienzo una y otra vez, y volvemos a debatir sobre los mismos argumentos.

Bien es cierto, sin embargo, que el Gobernador del Banco de España debería estar haciendo cualquier otra cosa antes que desestabilizar, pero Fernández Ordoñez es quien y es y viene de donde viene, así que no lo vamos a descubrir a estas alturas. Su ideología económica siempre ha sido clara y nunca la ha negado.

Si volvemos al debate, más por inercia que por intención, hay que señalar que, sin entrar en tecnicismos que no nos interesan más que a los economistas, y no a todos, el Sistema de Pensiones español se basa en la idea de que los trabajadores de hoy paguen, a través de sus cotizaciones a la Seguridad Social, las pensiones de los jubilados de hoy. De forma que en cada momento tiene que haber el número suficiente de trabajadores en activo como para hacer frente al pago de las pensiones de ese mismo momento.

Es evidente, por tanto, que cada vez que la cifra de desempleo se eleva surje el temor de que los trabajadores en activo no conseguirán hacer frente a las pensiones de sus jubilados contemporáneos. Y es evidente, también, que si la situación se mantuviera durante varios años sería insostenible y el sistema quebraría.

Pero, claro, estamos hablando de una situación hipotética en la que la crisis económica se mantuviera durante un período no inferior a 5 años, con cifras de desempleo cercanas a los cuatro millones, lo cuál es altamente improbable.

Además, la Seguridad Social tiene una previsión ante situaciones deficitarias, que no es otra que la de haber guardado en épocas de Superávit, lo que vulgarmente se ha venido a llamar ‘la hucha de la Seguridad Social’.

Por tanto, el Sistema de Pensiones español no corre ningún peligro, aunque sí es conveniente que el Gobierno siga incentivando la complementariedad, es decir, el incentivar que los trabajadores en activo contraten planes de pensiones para poder complementar la pensión pública que recibirán el día de mañana, de forma que se garantizarán una mayor calidad de vida, y generarán inversión privada a través de su ahorro.

Y el bueno de Fernández Ordoñez, gran Economista, dicho sea de paso, mejor estaría realizando su trabajo en lugar de entrometerse en Política.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here