Cultura

Entrevista al dibujante Vicente Cifuentes

A pesar de su juventud, este autor albaceteño se ha convertido en una de las promesas ya consagradas de España, logrando publicar sus cómics más allá denuestras fronteras. Hoy nos cede parte de su tiempo para charlar sobre “El Asesino del Kanzashi”, un cómic editado por Aleta Ediciones el pasado mes de abril.


Portada de “El Asesino del Kanzashi”

Tu último cómic publicado en España es “El Asesino de Kanzashi”, que comparte ciertos elementos con “Después de la señal”. ¿Te sientes cómodo realizando historias de misterio ambientadas en entornos juveniles?

Claro que sí, es lo que siempre me ha gustado. Soy adicto a todas las pelis americanas de adolescentes y asesinatos 🙂 y el factor intriga siempre me ha gustado. En Después de la Señal lo hice haciendo un giro de la historia en el que te presentaba una serie de cosas y poco a poco ibas atando cabos y en El Asesino del Kanzashi cambié de dinámica, para meter algo de intriga dentro de una historia mucho mas lineal. La intriga junto con la fantasía son los temas que más me gusta abordar

El coguionista de este cómic es Sean O’Reilli, ¿Cómo es la experiencia de crear una historia a medias con otra persona, cómo decidíais qué parte hacer cada uno?

jajaja eso de coguionista….es un decir…y no sé hasta que punto cierto, ya que yo le pasé el cómic íntegro, para la versión americana, y él me dijo que lo traduciría al ingles… si traducir un guión a otro idioma es coguionizar… entonces si que es conguionista :).
Sean vio paginas de este proyecto en mi web y se interesó por él, pero ya estaba totalmente terminado. Lo que si me propuso es de continuar el proyecto y hacerlo una trilogía y para ello lo único que hicimos fue comentar el arco argumental que llevaría.

Y como dibujante y colorista, ¿podrías explicarle al lector cual es tu modo de trabajar para hacer cada página?

Pues lo primero que hago siempre es ver lo que tengo que contar en cada página, que cosas tienen más importancia y cuales menos y entonces hago la secuenciación de viñetas con lo que sucederá, siempre buscando algún juego con los planos o alguna composición bonita en la que una viñeta te lleve a otra. Una vez que tengo el boceto de página miro la documentación necesaria para realizarla (si es un hospital, por ejemplo, ver cómo es ese hospital, o tomar uno como referencia y transformarlo a mi interés) y ya después de esto poco más a dibujar!!!!
Como colorista, la verdad es que siempre me ha gustado más defenderme con utensilios menos cibernéticos como pueden ser las acuarelas o los acrílicos, pero los tiempos “digievolucionan” y nosotros también lo tenemos que hacer con ellos jeje. Pues una vez que tengo la página lista para colorear siempre miro la entonación y la sensación que quiero dar. Por ejemplo en la parte en la que la chica le hace un streaptease busco siempre una iluminación muy velada a tonos pasteles y en la escena del desenlace final busco colores fríos para crear una tensión y una iluminación contrapicada para dar cierto aire tétrico.

Parte de “El Asesino del Kanzashi” tiene que ver con la cultura japonesa. ¿Antes de realizar el cómic eras conocedor de esa cultura, tuviste que documentarte para desarrollar la personalidad e historia de la protagonista japonesa?

Pues la verdad es que siempre me ha gustado mucho dicha cultura, pero realmente esta historia surgió después de leerme un libro titulado “Memorias de una Geisha” que os recomiendo. En él cuenta como una chica se prepara para ser Geisha; yo en el cómic le doy una pincelada a esta historia y tomo este hecho de referencia para contar una trama de tráfico de geishas

Uno de los personajes mejor construidos del cómic es Maika. ¿Podrías describirnos cómo es ella? ¿Has terminado cogiéndole cariño?

Maika es un personaje que me encanta, siempre me ha gustado lo paranormal y siempre da mucho juego el tener esta clase de personajes. De hecho este personaje se basa un poco físicamente como psicológicamente en una amiga mía a la que le gusta mucho ese mundillo. Además ahi una “anecdotilla” sobre este nombre, ya que a Sean en la versión americana le gustó ese nombre para la Geisha y tuvimos que cambiar el de Maika por Jean

Te dejo ahora espacio para que hables con los lectores de esta entrevista e intentes venderles “El Asesino del Kanzashi”…

jajajaja sinceramente no soy muy buen vendedor, yo lo único que les digo es que si tiene un rato le echen un vistacillo y si les entra el gusanillo se lo lean, no creo que sea una megahistoria para no olvidar nunca pero por lo menos los entretendrá, o eso es lo que siempre he buscado. Es una historia llena de tópicos que todo el mundo conoce, pero yo creo que lo interesante ya no es ver esos tópicos sino el ver cómo nos los hacen llegar.

Arcana Studio va a editar este cómic en los Estados Unidos. ¿Ves esto como un paso para que los autores de cómics españoles den el “salto a la profesionalidad”?

Ya está en las estanterias amercianas¡¡¡ y claro que lo veo como un pasito dentro de mi carrera para ir adelante. Ojala y muchos “compañeros de fatigas” consigan que sus historias crucen el charco, que aquí también tenemos autores de mucha calidad 🙂

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Ufff muchos jeje y espero tener tiempo y ánimos para hacerlos todos jejeje. En estos momentos estoy trabajando en el tercer número de un personaje que se llama 10th muse para la editorial americana “Alias” y en un crossover que hacen Alias con Arcana en el que me lo estoy pasando genial ya que tengo que dibujar personajes de la mitología griega como Medusa.
Por otro lado también estamos preparando (y digo bien, estamos, porque me he rodeado de dos colegas de Albacete, un colorista y uno de los mejores guionistas que conozco) un albúm para Aleta llamado “Núbilus”, un thriller psicológico que no dejará a nadie indiferente y del que Sean quiere sacarlo también bajo su sello en EE.UU.


Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario