Ciencia

La inserción laboral mejora la calidad de vida de las personas con VIH

Un nuevo estudio, respaldado por la Fundación para la Investigación y la Prevención del Sida en España (FIPSE), muestra que la ocupación laboral influye directamente en una mejor calidad de vida y facilita el bienestar psicológico, la inserción social y la autonomía económica de las personas con VIH. Sin embargo, el temor al rechazo y la interferencia de la salud en el desarrollo profesional frenan el deseo de volver al trabajo.

Los prejuicios y la discriminación percibida son las principales barreras de las personas con VIH para incorporarse al trabajo y para el desarrollo de una actividad laboral normalizada. Es especialmente relevante la alta tasa de desempleo que soportan (53,7%) y sus consecuencias para la calidad de vida y el bienestar psicosocial. De hecho, más de la mitad de estas personas desean volver a trabajar.

La información existente sobre el VIH y el sida en el contexto laboral es claramente insuficiente. Hay que reducir los miedos relacionados con la transmisión casual del virus y las creencias erróneas sobre la falta de productividad de estas personas.

Éstas son las conclusiones principales del estudio FIPSE “Integración laboral de las personas con VIH. Estudio sobre la identificación de las necesidades laborales y la actitud empresarial”, que ha presentado hoy la subsecretaria del Ministerio de Sanidad y Política Social, Consuelo Sánchez Naranjo, presidenta del patronato de la Fundación para la Investigación y la Prevención del Sida en España (FIPSE).

Sánchez Naranjo ha estado acompañada por Santiago Pérez Avilés, presidente de CESIDA, y María José Fuster, una de las autoras y editoras del trabajo.

Más del 70% no declara su enfermedad en el trabajo

La investigación detecta los factores y barreras que inciden en la problemática de la inserción profesional de las personas con VIH, uno de los retos de las administraciones y de la red asociativa. Un dato significativo: más del 70% de las personas que han participado en el estudio confiesa su temor a la discriminación en el trabajo por su situación serológica y declara no haber dicho nada en este sentido.

En línea con las recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y del Plan Multisectorial frente a la infección por el VIH y el sida 2008-2012, de la Secretaría del Plan Nacional sobre el Sida, este informe quiere contribuir a la promoción de políticas de cooperación entre las administraciones públicas, los empleadores, los trabajadores, los sindicatos y las ONG para la creación de un entorno seguro de respeto y confianza que facilite el pleno desarrollo laboral de las personas con VIH.

Fuente:  SINC

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario