Economía

Diálogo interno XV (De las plataformas editoriales online)

Superyo: He oído que vas a publicar un libro de relatos.
Yo: ¿Y dónde lo has oído?
Superyo: Por ahí.
Yo: Si tú nunca sales.
Superyo: Ya ves, la información siempre llega a donde tiene que llegar, pero ¿es verdad?
Yo: Lo es.
Superyo: ¿Para cuándo?
Yo: Para este verano, pero no tengo fecha elegida.
Superyo: ¿Quién te lo publica?
Yo: Yo mismo.
Superyo: No entiendo, ¿te has metido a editar y no me has dicho nada?
Yo: No, nada de eso. Voy a publicar en una plataforma editorial online, de esas en las que editas tus propios textos, sin intermediaciones, sin censuras, y luego los lectores lo compran online
Superyo: Resumiendo, que como ninguna editorial te publica te has buscado este atajo.
Yo: Es una manera de verlo, otra es que de esta forma tengo control absoluto sobre el producto final.
Superyo: ¿Y con qué opción me quedo?
Yo: Tú eliges.
Superyo: Por ser tú, te concederé el beneficio de la duda, y aceptaré que lo haces para tener control absoluto sobre el producto, pero explícame algo más del proceso.
Yo: Muy sencillo, yo edito el texto, en este caso los relatos que he escrito…
Superyo: Que hemos escrito.
Yo: Perdón, que hemos escrito. Te decía, elijo el orden, la temática, el tipo de encuadernación, el tipo de letra, hasta el precio puedo elegir, como te decía, tengo el control absoluto.
Superyo: ¿Y luego?
Yo: Luego, lo pongo a la venta en la página de la plataforma editorial.
Superyo: No conozco ninguna, dame algún nombre.
Yo: Los más conocidos son Bubok y Lulu, te aconsejo que te des una vuelta por sus páginas.
Superyo: Lo haré, ¿y tú que ganas con todo esto?
Yo: ¿Además de la satisfacción de publicar?
Superyo: Sí, además de satisfacer tu ego.
Yo: Cuando alguien compre el libro…
Superyo: ¿Habrá alguien que lo compre?
Yo: Bueno, de momento ya tengo asegurados dos, al menos, uno que compraré yo y otro mis padres.
Superyo: Un poco triste, ¿no?
Yo: Es lo que hay. Como te iba diciendo, del dinero que paga el comprador una parte va para la plataforma, para cubrir los gastos de imprenta y sus propios beneficios, y el resto iría para mí.
Superyo: Para nosotros.
Yo: Perdón, para nosotros.
Superyo: ¿Te puedo decir una cosa?
Yo: Dime.
Superyo: Yo también compraré tu libro.
Yo: Gracias, no esperaba menos de ti.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario