Sociopolítica

La reunión del G-8

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                 

    ¿A que usted también se ha dado cuenta? Estoy seguro de que no le ha pasado desapercibido el hecho de que la atención mediática prestada a la reunión del G-8 ha sido muy inferior a la que se le dio a la presentación de Kaká, de Benzemá y no digamos de la de Cristiano Ronaldo.

     La verdad es que a nadie le entusiasma ya el que se reúnan los países más poderosos del mundo para tratar sobre el cambio climático o para aportar dinero con el fin de acabar con el hambre. Y no nos entusiasma porque cada día la cosa medioambiental está mucho peor. Casi nos obligan a dejar de fumar, yo lo hice, y por otro lado nos “fumamos” todo lo que sale del tubo de escape de los coches y de las chimeneas de las grandes factorías industriales a  más de beber agua “potable” de los ríos que nutren a los pantanos y estos a su vez proporcionan el agua para el consumo humano, con el variopinto y extenso vertido de toda clase residuos industriales, orgánicos y domésticos, todos ellos tóxicos, que van a parar a esos ríos. Pero qué caramba, hay otros que no tienen ni tan siquiera ese contaminado caudal de agua para beber. El que no se consuela es porque no quiere.

         Pues sí, los poderosos se han reunido, una vez más, y han decidido “prometer”, ya recuerda usted aquello de “prometer hasta el meter”, que aportarán 20.000 millones de dólares en un plazo de tres años, cuan largo me lo fiais, para combatir el hambre en el mundo. Es decir, han llegado a la resolución de siempre y cada vez se muere más gente de hambre. O sea el mismo discurso de todos los años. Esto me recuerda a aquello que cuentan de que don Camilo José Cela, pronunció un discurso en Méjico y cuando acabó le dijo el conserje del lugar donde tuvo efecto el acto: “Enhorabuena don Camilo, este año lo ha leído usted mejor que el año pasado”.  

     Y es que a estos del G-8 no hay quien les crea. En esa reunión, “cumbre” la llaman, han acordado también limitar en dos grados la temperatura global, Menudos cabrones están hecho. Si tanto poder tienen para limitar el aumento de la temperatura, ¿por qué puñetas no hacen algo para remediar este sofocante calor que estamos pasando y poder dormir todos apaciblemente? Ahora me explico por qué le dedican los medios de comunicación más atención a los Kaká, Benzemá y Ronaldo. Estos al menos meten, no siempre, la bolita en la red, pero los del G-8 no hacen más que echar balones fuera.

                                                        

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario