Sociopolítica

¿Quién dice que no hay dinero?

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                 

     Anda por ahí la alarmante afirmación de que en España no hay dinero y de ahí que no se pueda ayudar a las empresas, sobre todo a las pequeñas y medianas, y tampoco se pueda atender las peticiones de las familias, de los ciudadanos en general, para obtener un crédito, una hipoteca, para comprarse una vivienda.

     Todo eso es falsa palabrería, en España hay dinero lo que pasa es que hay dinero para lo que se quiere. Sin ir más lejos el arzobispado de Granada ha obtenido recientemente  un crédito de 20 millones de euros, concedido por el Banco Popular para construir la nueva sede de la Escuela Universitaria de Magisterio.

    Por otro lado el Valencia C.F. acaba de firmar con Bancaja la concesión de un préstamo por un importe de 74 millones de euros, que eleva la deuda que la entidad “futbolera”  mantiene con Bancaja a 334 millones de euros. El préstamo ha sido avalado por la Generalitat Valenciana, desde la cual dicen que el Valencia C.F. es “patrimonio de todos”, de todos los que tengan acciones, claro. El verdadero “patrimonio de todos” son las empresas que crean puestos de trabajo y generan riqueza y las viviendas que a título particular adquieren las familias o los ciudadanos a nivel individual. A estas dos instituciones son a las que hay que apoyar.

   Desde la Generalitat presidida por Camps y la organización de la Fórmula 1 presidida por Bernie Ecclestone, acaban de sellar un pacto mediante el cual la Generalitat Valenciana se compromete a pagarle a Ecclestone, 18 millones de euros durante los próximos cinco años, 90 millones de euros en total, para organizar el evento. Estos son lo que se quejan de que el Gobierno central no les manda dinero para poner en marcha la Ley de Dependencia y los que tienen a más de 25.000 alumnos estudiando en barracones. A esto hay que añadir que los empresarios valencianos se han quejado reiteradamente a Camps por el hecho de que la Administración valenciana paga a sus proveedores con mucho retraso. Argumentan que este tipo de pruebas automovilísticas “mueven” a mucha gente y que ello supone una fuente de ingresos importante para el conjunto del comercio valenciano en sus diferentes actividades. No obstante estos posibles beneficiados se han quejado de que en esta ocasión ha habido más gente que dinero. Es decir la gente ha ido a ver a Alonso y compañía pero de forma muy austera. La gente no tiene dinero. Pero a la vista de lo señalado anteriormente ¿quién dice que no hay dinero? Lo hay para lo que se quiere pero no para lo más necesario.

                                                              

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario