Cultura

Crítica “Gamer”

gamer

Ambientada en el futuro, esta nueva obra de los creadores de CRANK, Mark Neveldine y Brian Taylor relata una realidad donde juego y entretenimiento han evolucionado hasta convertirse en un híbrido aterrador: humanos controlados por humanos a través de juegos en red.

El reparto está encabezado por Gerard Butler (300, THE UGLY TRUTH), junto a Michael C. Hall (“Dexter”), Amber Valletta, John Leguizamo, Chris ‘Ludacris’ Bridges y Kyra Sedgwick.

gamerGAMER es un thriller de acción basado en el principio del high-concept (una idea básica en torno a la cual gira toda la trama) ambientado en un futuro cercano en el que el juego y el entretenimiento han evolucionado hasta convertirse en un nuevo y aterrador híbrido. Los seres humanos controlan a otros seres humanos a escala masiva en juegos online con jugadores múltiples que juegan con personas…hasta el final. La tecnología para el control de la mente está a la orden del día y en el centro de los controvertidos juegos está su creador, un multimillonario solitario llamado Ken Castle (Michael C. Hall). Su última creación, un videojuego de matar que se juega desde la perspectiva del protagonista llamado “Slayers,” que permite a millones de personas realizar sus fantasías más violentas online ante una audiencia global, utilizando a prisioneros reales como avatares con quienes pelean hasta la muerte.

perseguidoEl argumento no es nuevo, ya se trato este tema en la película “Perseguido” de 1987con Arnold Schwarzenegger como protagonista, o en la reciente “Carrera de la muerte” de 2008 con Jason Statham, todas con el mismo argumento, presos que se ofrecen a aparecer en un juego mortal a cambio de su libertad. El film refleja cual circo romano un espectáculo sangriento, en el que el público no solo puede decidir quién muere, sino que utiliza a los individuos como marionetas. La película en mi opinión es una crítica no solo de los juegos de acción, cada vez más sangrientos y con más detalles, sino a juegos como los Simms, en el que los jugadores pueden controlar a otros “actores”, en un mundo en el que los jugadores pueden ser lo que quieran y dar rienda suelta a todos sus más oscuros deseos, cual bacanal romana. La película comienza con mucha acción, copiando la estética de los videojuegos del género, pero se va diluyendo a media que avanza la película, para quedarse en un final flojo y previsible, spolier, Castle, recuerda demasiado al titiritero de la serie “Héroes”.

El argumento no está bien desarrollado, ya que hay muchas cosas que no llegan a explicar, personajes, historia, etc. En definitiva, mi valoración del 1 al 10 se queda en un 4,5.

Fuente: cinemascomics

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario