Cultura

Mi opinión: Orphan

Año: 2009

Género: Terror/Misterio

País: Estados Unidos

Formato: Color

Duración: 123 minutos

Título en Español: La Huérfana

Dirección: Jaume Collet-Serra

Cuando Kate (Vera Farmiga) y John Coleman (Peter Sarsgaard) pierden al bebé que estaban esperando, todo se derrumba a su alrededor. Su matrimonio se tambalea y la mente de Kate se llena de pesadillas, miedos y temores. Para intentar recuperar la normalidad, la pareja se dirige a un orfanato local con la intención de adoptar a un niño. Allí se sienten enigmáticamente atraídos por una niña de rostro angelical llamada Esther (Isabelle Fuhrman). Pero las cosas se tuercen tras la llegada de la niña a la casa de los Coleman, donde empiezan a ocurrir cosas extrañas. Cuando Kate empieza a darse cuenta de que Esther esconde un terrible secreto, intentará descubrir qué es, pero quizá sea demasiado tarde.

Nunca me había sentido atraido por esta película, es más mi intención era dejarla pasar, estaba dando todo por sentado, pensando que esta era una de las típicas películas con típicos personajes y situaciones ya vistas hasta que se empezo a tejer una serie de críticas y cierto aire de película de culto alrededor del personaje principal: Esther, que fue lo que más me empujo a verla encontrandome con una agradable sorpresa, algo que no imaginaba encontrar. A simple vista y tras ver trailers y clip podemos pensar que este film no es más que uno de los tantos rip-offs de The Omen, pero no es así, ya que la película cuenta con una historia parcialmente original que la hace manternerse asi durante todo su desarrollo, alejandose de lo sobrenatural y apegandose mas a lo humano. A pesar de tener un poco de lo visto durante mucho tiempo en este tipo de películas clasificadas como “niños diabolicos”, como padres adoptando/criando a niño, en este caso, niña especial, lo que verdaderamente hace diferente a Orphan es su simplicidad y la astucia con la que el director logra tenernos en vilo durante dos horas en una película que nos hace sentir perturbados a la vez que culpabes.

Como dije anteriormente, lo que realmente hace destacable a Orphan es lo humano de su guión, Kate, es una madre que esta constantemente en una lucha con ella misma, en la cual se siente culpable de un error que cometió en el pasado, sus dos hijos Daniel y Max, la adorable niña sordomuda, son su única razón para no volver a caer en el alcohol, y junto con su esposo John, buscaran salir de una crisis que tiene a su matrimonio a punto desmoronarse, la única salida que encuentran es dar todo el amor que tenian por la prematura muerte de su hija a una niña que en verdad lo merezca, esta situación los conducen a un orfanato donde conocerán a Esther una adorable e inteligente niña que traerá mas problemas que soluciones a sus tensas vidas.


Si hay algo que me puede estremecer en una película, sea cual sea el género, eso son las actuaciones infantiles, desde Dakota Faning en I Am Sam hasta Haley Joel Osment es The Sixth Sense, y ahora con Orphan, tenemos dos grandes promesas de la actuación, la primera sin duda es Isabelle Fuhrman quien interpreta a la adorable, carismatica y a la vez odiada e inescrupulosa Esther, su actuación sin duda puede servir como modelo para muchas actrices ya del miedo y que creen que para estar en una película de horror solo basta buenas tetas y saber gritar bien fuerte. Su personaje, casi catalogado un icono del horror, es manipulador, sadico, no se da con estupideces y siempre, siempre va a la fija, y cuanto más se conoce acerca de ella, es imposible dejarla de amar. Por otra parte tenemos a la debutante Aryana Engineer como Max, la pequeña hija sordomuda, su papel tierno y conmovedor hace que le tengamos cariño desde el principio hasta el final, con un transfondo un poco dramático es imposible no sentir incomodidad siempre que la vemos cerca a su hermana adoptiva Esther. Hablando ya de los adultos, la pareja conformada por Vera Farmiga y John Coleman brindan una más que correcta actuación. Todo el elenco me dejó sorprendido, haciendome ver que no todo es mediocridad en el mundo del horror.


Que iba a saber uno que Jaume Collet-Serra, responsable del remake de House of Wax y director de una película que pasa desapercibida como Goal II: Living the Dream, podría ser capaz de manejar y mantener un ritmo lleno de tensión y suspenso como solo los grandes directores pueden dar. Pues Jaume nos regala un film que se aleja de pretenciones y con olor a clásico, grabado con una hermosa fotografía y editado de manera brillante. Pero sin embargo, se puede notar como el director innecesariamente acude a los multiples y cansinos clichés que tanto daño le hacen al horror, como son los falsos sustos y el desaprovechado uso de la música. Aun asi, Orphan logra verse como un film elegante y sofisticado.


A pesar de no producir miedo alguno, Orphan es todo un ejemplo de como el manejo de la tensión es suficiente para tenerlo a uno como espectador al borde del asiento. Su historia alejada de lo sobrenatural y acercada a lo humano es lo más acertado de ella. Llena de escenas conmovedoras, como la de las flores blancas o cualquiera que involucre a Max, es suficiente para darse cuenta de que la película de Jaume Collet-Serra es un soplo de aire fresco en el género, y aunque su inesperado giro me tiene pensando mucho, es una buena opción que tenemos frente a las secuelas y remakes de este año.

Calificación: 7.5/10

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario