Cultura

Kazbek y los ochos minutos de Leo Valencia

“¿Por qué no habrá nacido en Bolivia?” preguntaba al aire el escritor Wilmer Urrelo sobre Leo Valencia. Más que una interrogante era una especie de wishful thinking, porque le encantó Kazbek, la novela más reciente de mi amigo Leo, editada en Argentina por Eterna Cadencia.
A preguntas como ésa, las respuestas pecan hasta de idiotas, pero hube de contestarle: “porque nació en Ecuador, Wilmer… por eso.” Se me ocurrió en ese momento que Ecuador tiene que sentir una gran dosis de orgullo por Leo. No hay muchos escritores de su edad que tengan la talla literaria que él tiene hace ya un buen rato. Lo curioso fue que cuando propusimos su nombre para integrar la delegación oficial de escritores que visitarían Bolivia para la 14ª Feria Internacional del Libro La Paz, este agosto que pasó, nadie nos respondió ni sí ni no. Silencio…
Cuando, finalmente, el Ministerio de Culturas de Ecuador envió la lista de su delegación oficial a la Cámara Boliviana del Libro, Leo Valencia no aparecía por ningún lado.
Pesquisas se hicieron, para averiguar por qué no se traía a un escritor que acababa de lanzar una novela —Kazbek— en Argentina, y que había representado tan bien a su país en Bogotá 39. Nadie nos supo decir algo concreto. Las vaguedades se asentaron —en algo tenía que ser— en la cuestión de presupuesto.
Entonces se nos ocurrió una travesura: ¿Por qué no hacer un video corto, en el que Leo Valencia hablara sobre su novela, pero también nos diese una radiografía del acontecer literario en Ecuador? Agendar su presencia virtual no fue un problema: se presentaría en domingo y por la noche. De su novela hablaría Wilmer y también Mariana Ruiz, escritora tarijeña.
Así se hizo. Leonardo, en ocho minutos, trazó como con lápiz un escenario escarpado (más tarde escribiría sobre los escasos minutos que virtualmente pasó en la FIL de La Paz.) Los presentadores se divirtieron jugando a descubrir los secretos de Kazbek. Una maravilla de travesura nos permitió, dignamente, hacer valer la buena literatura más allá de cualquier otra consideración. A esto cabe añadir la complicidad de la gente hermosa de Eterna Cadencia, que nos hizo llegar los libros de Leo, uniéndose jocosamente a la situación.
Leonardo Valencia estuvo en la FIL La Paz 2009. Quien no lo considerara posible “no contó con nuestra astucia”. O con la tecnología. ¡Je!

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario