Ciencia

El antecesor del tiranosaurio era 100 veces más pequeño

Científicos estadounidenses han descrito el dinosaurio de 2,7 metros descubierto al noroeste de China. Los resultados, que se publican hoy en la versión digital de Science, demuestran que este dinosaurio, Raptorex, evolucionó hasta adquirir las características anatómicas típicas de Tyrannosaurus rex hace al menos 125 millones de años.

saurio

Paul Sereno, paleontólogo en la Universidad de Chicago (EE.UU), y otros cinco autores han descrito el Raptorex y confirman que el diseño del tiranosaurio (Tyrannosaurus rex) evolucionó a partir de un “tamaño enano con casi nuestro peso corporal”, afirma Sereno, explorador residente de National Geographic. “Es realmente asombroso porque no se me ocurre ningún otro ejemplo de un animal que esté tan perfectamente diseñado a un tamaño unas 100 veces menor del que finalmente llegaría a tener”, añade el investigador.

Según los paleontólogos, Raptorex muestra todas las características propias de su descendiente, Tyrannosaurus rex, incluida una cabeza larga en comparación con su torso, unos brazos diminutos y unos pies “larguiruchos” bien adaptados a la carrera. La forma del cerebro de este dinosaurio también muestra unos bulbos olfatorios agrandados (como en el caso del tiranosaurio), “lo que indica un sentido del olfato enormemente desarrollado”, apuntan los científicos.

“Realmente ha tomado de los tiranosáuridos toda la energía del grupo. Todo lo que Raptorex dejó para sus descendientes fue una serie de características pormenorizadas en gran parte relacionadas con un mayor tamaño”, describe Sereno.

Los investigadores, que publican hoy sus resultados on line en Science, se sorprendieron de la capacidad de este animal de pasar de una escala a la del tipo corporal del tiranosaurio. Hace 90 millones de años, cuando éste aumentó de tamaño, dominó por completo el nicho ecológico de los depredadores en Asia y en América del Norte hasta la gran extinción de hace 65 millones de años, al final del Cretácico.

“En otros continentes como África, nada menos que tres grandes depredadores vivían en las mismas zonas y se repartían entre ellos la tarea de comer carne”, aclara Sereno. Pero en África, los alosaurios nunca llegaron a extinguirse, como tampoco lo hicieron en América del Norte, lo que posiblemente representó una oportunidad evolutiva para Raptorex. “No tenemos pruebas de que fuese una conquista del poder competitiva porque nunca hemos encontrado grandes tiranosaurios y alosaurios juntos”, subraya el paleontólogo.

Henry Kriegstein, un coleccionista de fósiles particular, le mostró a Sereno el esqueleto casi completo de Raptorex tras comprárselo a un proveedor. Después de que Sereno y sus compañeros completen un estudio más detallado de Raptorex, este será devuelto a un museo de Mongolia Interior, el lugar donde se extrajo ilícitamente el fósil.

—————————

Referencia bibliográfica:

Paul C. Sereno, Lin Tan, Stephen L. Brusatte, Henry J. Kriegstein, Xijin Zhao, Karen Cloward. “Tyrannosaurid Skeletal Design First Evolved at Small Body Size” Science, 17 de septiembre de 2009.

Fuente: SINC

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario