Cultura

Joyas musicales XLVII (“Pongamos que hablo de Madrid”)

Madrid acelera los pulsos, precipita los acontecimientos, genera ansiedad vital, engaña a los soñadores, recuerda a los que se fueron, da la bienvenida a los que llegaron y evita las comparaciones, que siempre son odiosas.

Madrid engalana el alma, invita a la poesía, no regaña al suicida, ataja los delirios de grandeza, ablanda los corazones, agrieta los puños, reta a la arrogancia y enamora a las princesas de quita y pon.

Madrid es el comienzo y el fin de todas las eternidades, y todo comienza y termina con una canción de Sabina.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=6g_SpJMGsKQ[/youtube]

PONGAMOS QUE HABLO DE MADRID

Allá donde se cruzan los caminos
Donde el mar no se puede concebir
Donde regresa siempre el fugitivo
Pongamos que hablo de Madrid

Donde el deseo viaja en ascensores
Un agujero queda para mi
Que me dejo la vida en sus rincones
Pongamos que hablo de Madrid

Las niñas ya no quieren ser princesas
Y a los niños les da por perseguir
El mar dentro de un vaso de ginebra
Pongamos que hablo de Madrid

Los pajaros visitan al psiquiatra
las estrellas se olvidan de salir
la muerte pasa en ambulancias blancas
pongamos que hablo de Madrid

El sol es una estufa de butano
la vida un metro a punto de partir
hay una jeringuilla en el lavabo
pongamos que hablo de Madrid

Cuando la muerte venga a visitarme
que a mí me lleven al Sur donde nací
aquí no queda sitio para nadie
pongamos que hablo de Madrid, de Madrid

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario