Sociopolítica

CONTRA EL VICIO DE PEDIR LA VIRTUD DE NO DAR

Mi titular refleja ese viejo adagio o axioma, con el  que se recomienda al común para que se quite de encima al excesivo pedigüeño y más o menos, es lo que ya le está ocurriendo a los que dicen gobernar España (nos lo recuerdan en cada uno de  los anuncios que pagan con nuestros impuestos) con la cantinela final de “Gobierno de España”. Y les va a ocurrir ello y “el tiro les va a salir por la culata”; puesto  que pretendiendo recaudar cada vez más, están recaudando cada vez menos y ahora con las subidas absurdas y fuera de lugar (como les están diciendo los entendidos y hasta la saciedad) la recaudación (o el fraude) será mucho  más acentuada y ya lo avisan hasta los inspectores de Hacienda y según ha publicado “El Confidencial” del 28-09-2009.  O sea que todo español que puede oculta todo cuanto puede a este voraz “fisco”.

Todo cuanto se está publicando sobre este tema indica que esas subidas las vamos a pagar el común del pueblo y por infinidad de medios, incluidos los del ahorro, lo que no es de recibo en un tiempo en que si siempre fue buenísimo el ahorrar,  ahora lo es mucho más… ¿O cómo piensan pagar el grandísimo pozo de deudas que nos han creado con una malísima administración pública y unos derroches escandalosos? Por otra parte nos han engañado con la mentira de que “lo iban a pagar las grandes fortunas” y a las que y en lo aprobado en Consejo de Ministros… “ni rozan siquiera”.

Por tanto si se nos saca dada vez más dinero vía impuestos y se nos penaliza el ahorro, a los que aún pueden ahorrar en España; lo lógico es que todo aquel  que puede,  oculte lo que pueda, trabaje en sumergido (no declarable) todo lo que puede y se defienda como pueda; puesto que aunque lo digan las leyes, ese denominado fraude no lo es bajo una ley natural y clara… ya que si quién me saca por la fuerza unos impuestos que dilapida y malgasta, no es de recibo que pretenda sacarme mucho  más, cuando éste calamitoso sistema y sus pésimos administradores, no han hecho ni un  movimiento de reducirse ellos sus ingresos y los de la cantidad de parásitos que mantienen a nuestra costa; por tanto la ocultación de posibles impuestos es ya más una defensa  propia que un ataque a un Estado que no es ya digno de confianza… y es claro, todo ello creará más problemas y más ruina, si no al tiempo.

Lo lógico, lo tremendamente lógico, es que estos inútiles hubieran ya presentado su dimisión por inutilidad o impotencia manifiesta y convocado nuevas elecciones, para ver si hay suerte y entran otros mejores administradores de la cosa pública, puesto que (y lo he dicho hasta la saciedad) al pueblo, al  común, a la inmensa mayoría de indefensos habitantes de este u otro país, nos importan “dos rábanos” qué partido gobierna y quienes sean los que lo nutren, lo que queremos es buenos administradores, que sean justos en los cobros a que nos obliguen y que como contrapartida recibamos unos servicios nacionales, regionales, provinciales o municipales, que concuerden con alguna lógica con lo que a  la fuerza nos sacan de nuestro trabajo o nuestro bolsillo.

Como final recordemos una vez más, que en la sociedad en que vivimos lo público no funcionará bien nunca, sencillamente por cuanto el dinero público es saqueado de mil formas diferentes y lo consumen infinidad de parásitos, aprovechados y ventajistas de múltiples formas diferentes.

¿Solución? La lógica y menos perniciosa, o sea recurrir “al egoísmo individual” (si así se quiere denominar) y está claro ello; puesto que se trata de dejar en manos de la iniciativa privada cuanto más dinero mejor y que ella con su inventiva, al invertir y crear riqueza para esa individualidad, la está creando para el resto del común, “parásitos políticos incluidos”; pues no nos engañemos… la verdadera riqueza material, los más sólidos puestos de trabajo y todo lo que conlleva una prosperidad material e inmaterial, la crea la iniciativa privada y mucho más en la pequeña y mediana empresa, que por lógica lucha siempre por crecer… amén de los autónomos que trabajan “como esclavos”….  y esa etapa aún no está cubierta, ni mucho menos.

¿Qué la etapa más avanzada y más social es la de la Administración estatal? Para esa etapa (si es que llega alguna vez) faltan aún muchos cientos de años, puesto que hasta aquí, lo que han hecho esas  monstruosas administraciones públicas; ha sido arruinar lo que con muchos esfuerzos creó la iniciativa privada y no creo necesario puntualizar, salvo lo que nos ha ocurrido con esta gran crisis que soportamos… que no es una crisis por falta de medios, sino una crisis provocada por exceso de parásitos, bandidos y ladrones, que son los que nos han arruinado y cuyos principales culpables son las  clases políticas, con sus corrupciones, ventas “al mejor  postor” y todo lo que ha conllevado de irresponsabilidades múltiples.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario